BERGOGLIO: “LA MISERICORDIA NO ES ABSTRACCIÓN, SINO UNA FORMA DE VIDA” Último encuentro del miércoles de Papa Francisco en plaza San Pedro antes del descanso de verano de julio

351
  • Italiano
  • English
papa

Última audiencia jubilar de Papa Francisco, hoy en plaza San Pedro, antes del descanso de verano: en julio, de hecho, serán suspendidas también las audiencias generales del miércoles. Hoy por la mañana, delante de la usual multitud de fieles, Bergoglio ha hecho la catequesis centrándola en las obras de misericordia. “Cuántas veces, durante estos primeros meses del Jubileo – ha comenzado el Pontífice llegado “casi de la fin del mundo” – hemos oído hablar de las obras de misericordia! Hoy el Señor nos invita a hacer un serio examen de conciencia. Es bueno, de hecho, nunca olvidar que la misericordia no es una palabra abstracta, sino un estilo de vida. Una persona puede ser misericordiosa o puede ser no misericordiosa; ès un estilo de vida. Yo elijo vivir como misericordioso o elijo vivir como no misericordioso. Una cosa es hablar de misericordia, otra es vivir la misericordia”.

“Parafraseando a las palabras de Santiago apóstolo podríamos decir – explica Francisco – la misericordia sin las obras está muerta en si misma. Es justo así! Lo que hace viva la misericordia es su constante dinamismo par ir hacia las necesidades de los que están en el malestar espiritual y material. La misericordia tiene ojos para ver, orejas para escuchar, manos para levantar”. “La vida diária nos permite tocar con las manos muchas exigencias que se refieren a las personas más pobres y más afligidas. A nosotros se pide aquella atención particular que nos lleva a darnos cuenta del estado de sufrimiento y necesitad en que están muchos hermanos y hermanas. A veces pasamos delante de situaciones de dramática pobreza y parece que no nos tocan; todo sigue como si fuera nada, en una indiferencia que al final hace hipócritas y, sin darnos cuenta, llega a ser una forma de letargo espiritual que hace insensible el alma y estéril la vida”.

Improvisando el Papa ha añadido: “La gente que pasa, que va en la vida sin darse cuenta de las necesitades de los demás, sin ver muchas necesitades espirituales y materiale, es gente que pasa sin vivir, es gente que no sirve a los demás. Recordad bien, vale? Quien no vive para servir, no sirve para vivir”. Volviendo al texto, Bergoglio ha exclamado: “Cuántos son los apsectos de la misericordia de Dios hacia nosotros! De la misma manera, cuantas caras de dirigen hacia nosotros para obtener misericordia. Quien ha experimentado en su propia vida la misericordia del Padre no puede quedarse insensible delante de las necesitades de los hermanos. La enseñanza de Jesús que hemos escuchado no permite rutas de escape: ‘Tenía hambre y me diste de comer; tenía sed y me diste de beber; estaba desnudo, prófugo, enfermo, detenido y me ayudaste’. No se puede perder tiempo delante de una persona que tiene hambre: hay que darle comida. Jesús nos dice esto! Las obras de misericordia no son asuntos teóricos, sino son un testimonio concreto. Obligan a trabajar para aliviar el sufrimiento”.

“Por los cambios de nuestro mundo globalizado – actualiza el Papa – algunas pobrezas materiales espirituales se han multiplicado: demos entonces espacio a la fantasía de la caridad para individuar nuevas modalidades operativas. De esta manera el camino de la misericordia llegará a ser más concreta. A nosotros, por tanto, se pide de permanecer vigilantes como centinelas, para que no ocurra que, delante de las pobrezas producidas por la cultura del bienestar, la mirada de los cristianos se haga débil y se haga incapaz de aspirar al esencial”.

Luego, volver a improvisar ha añadido: “Aspirar al esencial: qué significa? Mirar a Jesús, mirar a Jesús en el hambriento, en el detenido, en el enfermo, en el desnudo, en aquel que no tiene trabajo y tiene que sustener su familia. Mirar a Jesús en estos nuestros hermanos y hermanas; mirar a Jesús en quien está solo, triste, en aquel que hace un error y necesita consejo, en quien necesita de caminar con Él en silencio para que se sienta en compañía. Estas son las obras que Jesús nos pide: mirar a Jesús en ellos, en esta gente, por qué? Por qué Jesús a mí, a nosotros todos, mira así”.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios