SINAÍ, EL INFIERNO Y EL PARAÍSO

187
  • Italiano

El Monte Sinaí, “por lo general” identificado con el Monte Horeb, es el lugar donde se recibieron las tablas de la ley, el famoso Decálogo. Un lugar querido para el cristianismo, y también particularmente para el hebraísmo . Hoy ese nombre, en realidad algo olvidado, regresa a la actualidad después del accidente del avión ruso. La guerra religiosa entre el Isis y el resto del mundo, se centra en esa zona en las fronteras de Palestina, pero el escenario es muy diferente de aquel de hace milenios.

Actualmente la Península del Sinaí, un trozo de tierra, literalmente dividido en dos: la zona norte con enfrentamientos armados entre el ejército del Cairo y los yihadistas afiliados al Isis, y el sur, paraíso para los turistas, con las soleadas playas de Sharm el Sheikh, perla del Mar Rojo.

En su interior, entre las montañas del desierto encuentran hogar diversos grupos que, en las últimas décadas, entre alianzas, divisiones y fragmentaciones de todo tipo, han cambiado de estrategia pasando del contrabando de armas y otros tipos de ataques ilegales, a los secuestros de autobuses llenos de turistas, para luchar contra los cristianos, judíos y musulmanes traidores. En tener un papel de liderazgo es Wilayat Sinai  (‘Estado Sinaí’), que ha jurado lealtad al Isis. El grupo originado por otra feroz organización terrorista, Ansar Beit al Maqdis (los Partidarios de Jerusalén), que nació en el 2011, cuya ideología se basaba inicialmente en las reclamaciones por la autonomía de los beduinos, mezclado con ideologías extremistas típicas del salafismo armado y del al-Qaeda. En los últimos cuatro años Ansar ha perfeccionado sus medios, hasta el avance con la afiliación con el Califato.

Su estrategia militar ha cambiado, con ataques y fugas contra la policía y el ejército, acciones kamikazes y utilización de bombas, granadas, vehículos blindados, misiles, fusiles Rpg y kalashnikov. Pero el cambio también ha afectado su estrategia de comunicación, con el uso de un lenguaje a través de la web ‘refinado’ de los contenidos. El objetivo es crear un Estado paralelo al gobierno central, con objetivos expansionistasdes desde el ovest hasta El Cairo.
El Sinaí también acoge las ‘Banderas Negras’ (El Rayat el Sawdaa) leales a la Sharia. El salafia el jihadia (salafismo yihadista) vinculado a Al Qaeda, la formación ‘El tawhid wal jihad’ (Unificación y Jihad) que incluye las Brigadas Ezzedine al Qassam, el ala militar de Hamas, hasta el ‘el nagoune men al nar’ (los sobrevivientes del infierno) especializados en operaciones contra Israel y los gaseoductos. No menos peligroso, el Consejo de la Shura de los Mujaheddin vinculados a Hezbollah.

Una galaxia del terror que el Generalísimo Abdel Fattah al Sisi combate por todos los medios, con las inevitables consecuencias en términos de vidas humanas. Durante décadas esta conflictiva región ha sido el blanco del terrorismo. En los últimos años del régimen del rais, Hosni Mubarak, no faltan de hecho, acciones violentas con los ataques a los cuarteles y las comisarías de la policía, acciones con matrices no claramente identificables con aquellas llevadas a cabo hoy en día por el Isis.

Amr Sedki, experto egipcio, no oculta el impacto que el terrorismo ha tenido y tendrá en los próximos años tanto en Egipto como con sector turistico, pero afirma de estar convencido que lo que está sucediendo en el norte de Sinaí no amenazará el rico paraíso de playas. Por otra parte, están las fuerzas armadas de todo el País para proteger al Sharm, localidad turistica que da de comer a todos. Los puestos de bloqueos se mantienen, con obstáculos de colocación: cada vehículo se ve obligado a moverse muy lentamente. En algunos casos también se utilizan detectores de metales. Incluso en el desierto se encuentran check point: las ametralladoras se fijan en trípodes en la tierra, a la altura del hombre. En tierra están los sacos, trincheras detrás de las cuales los militares pueden encontrar refugio. La guerra con el Isis termina allí; después sólo existe espacio para los paraguas.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta