LAS ESPERANZAS DE LOS MIGRANTES CONTADAS EN TEATRO

461
  • Italiano
  • English
schiaffo

El cuento de una mujer que huye de su tierra desgarrada por guerra y destrucción se hace símbolo de todos aquellos migrantes que deciden empezar la travesía del Mediterráneo en busca de una vida mejor. No es una historia inventada, sino un viaje realmente ocurrido y transformado en un conmovedor espectáculo por la compañía de la “Zona sur” de la Comunidad Papa Huan XXIII. “Los colores del viaje” es un proyecto experimental de teatro danza que parte d una historia que auna muchos migrantes y explica qué incita estos seres humanos a empezar un camino así peligroso representando el armonía, las canciones y los bailes que caracterizaban los pueblitos de origen antes de que la guerra lo arruinara todo.

Las luces se apagan y el público en sala vee una mujer entre las dunas del desierto que se acaricia el vientre y empieza a cantar una canción de cuna. Después de días de camino está cansada y asustada, pero sabe que este viaje podría ofrecer a ella y a la criatura que lleva dentro una vida mejor. Por tanto, no se para y sibe en un barco roto, un bote que, después un día de navegación, se rompe en el medio del mar Mediterráneo. La mujer y sus compañeros de viaje caen en el agua. Son muchos los que mueren ahogados, pero ella está entre los afortunados que son salvados por una grande nave que los lleva en Italia. El viaje ha terminado y después de pocos días nace Baahr, una niña con los ojos oscuros como el mare por la noche.

La historia de la pequena Baahr y de su madre es también la de cientos de mujeres que deciden arriesgar la vida para tener una ocasión de felicidad. Son números impresionantes, un ejercito de migrantes fuertes pero desesperadas, una realidad testificvado no sólo por las imágenes que diariamente nos muestran los telediarios, sino también por las instituciones. El agencia europea Frontex ha calculado que fueron 31.250 los migrantes llegados en Italia en la temporada que va desde el 1 de enero hasta el 10 de mayo de 2016 y de estos, según el informe de las Naciones Unidas, el 48% son mujeres. Las “afortunadas” que llegan vivas a destinación, se encuentran solas en un País extranjero y demasiado a menudo llegan a ser fácilies víctimas de la criminalidad, y terminan en la calle. Una bofetada al coraje y a la dignidad.

“Los colores del viaje” se ocupa de temas difíciles y, quizás, no bastante tratados por los medios, al menos no desde el punto de vista de los migrantes. “Lo hemos contado en las escuelas primarias y en las secundarias –explica Laura Lubatti, la directora de la compañía teatral -, pero muchos niños nos han dicho que era una historia que no conocían”. Con delicadeza, pero manteniéndose fieles a las historias de los verdaderos protagonistas de esta tragedia humanitaria que ha hecho el mar Mediterráneo un cementerio, los actores se dirigen a un público vario, a veces “dificil”. De hecho, más allá de los niños de las escuelas, la compañía se exibió en el Centro penitenciario de Trepunti di Giarre (Catania), donde además de los 70 detenidos estaban presentes los mismos jóvenes detenidos justo por inmigración ilegal. “En el mar la gente muere de verdad”, ha comentado conmovido un joven migrante. En la realidad vivida por miles de personas cada día el final feliz es todos menos obvio.

Libremente basado sobre “Siempre”, mensual fundado por Don Oreste Benzi

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta