TRÁFICO DE ÓRGANOS: HECHOS PEDAZOS POR NEGOCIO

1946
  • Italiano
  • English
traffico d'organi

Ha visto con sus ojos “muchos niños en Argentina, con estas largas cicatrices en la espalda“. Y de aquel encuentro con las víctimas sin un riñón, nació el valor de denunciar. “Le autorizo a decir que el Papa y la Iglesia consideran la venta de un órgano humano un acto inmoral. Un crimen contra la humanidad. Ladonación es y tiene que ser un acto de amor”. No es un cirujano a hablar sino Papa Francisco que ya en 2014, en ocasión del encuentro internacional de los máximos expertos mundiales en el campo de los trasplantes, reunidos en Roma, había condenado el tráfico de órganos.

Este “crimen contra la humanidad” fue de nuevo al centro del atención de la Iglesia el 7 y 8 de febrero pasados en el Summit sobre el Tráfico de órganos y el turismo de los trasplantes, promovido por la Pontificia Academia de las ciencias donde se ha profundizado la lucha contra el tráfico en todos los continentes con portavoz de numerosos Estados entre los cuales China, donde desde 2015 se ha puesto fin oficialmente a la extracción de órganos sin consenso por los detenidos en el brazo de la muerte.

El fenómeno

Pero qué es el tráfico de órganos? Es el reclutamiento, el transporte, la recepción de personas vivientes o no vivientes o de uno de sus órganos a través del uso de la fuerza y de amenazas o del secuestro, el engaño y el abuso de poder. En sustancia la sola parte del cuerpo humano está tratada como una mercancía, que comprar o vender. Y se convierte en turismo del trasplante si incluye el tráfico de órganos o el comercio de trasplantes, o si los recursos dedicados a ofrecer trasplantes para pacientes de un País fuera del suyo comprometen la capacidad de un estado de garantizar servicios de trasplante a su propia población.

Las víctimas

Uno de los casos que más hizo escándalo es sin duda lo de los migrantes en el desierto de Sinaí. Efectivamente encontraron cientos de cuerpos a que faltaban órganos vitales. Los refugiados cuentan que la extirpación de un órgano ocurre en estructuras móviles, equipadas como hospitales. Por la mayoría se trata de er la maggior parte si tratta di eritreos, etíopes y sudaneses. Los traficantes para cada órgano vendido al mercado negro ganan 15 mil dólares. Según los datos de Global Financial Integrity, uno de los máximos centros mundiales de análisis sobre los flujos financieros ilegales, más de 10% de los implantes que cada año se práctica mundialmente es ilegal. De media a las organizaciones criminales internacionales hasta 1,4 mil millones de dólares. Los dos fenómenos se desarrollan sobretodo a casa de la falta de órganos por trasplante porque según la Organización mundial de la salud en un año son necesarios un millón mientras, examinando los datos de 2014, de trasplantes legales fueron sólo 118.000. Los órganos de que mayormente se necesita son riñones, hígado y corazón. Estas plagas están difundidas en todo el mundo: en México y otros Países de América Latina, en Egipto, Pakistán, India, con destinatarios procedentes de Canadá y Estads Unidos, de Países de Europaoccidental y de Australia y Estados del Golfo como Arabia Saudí, Kuwait y Emiratos Árabes. Irán es famoso por el patrocinio de la venta de órganos humanos.

La declaración conjunta

Los participantes Summit internacional en Vaticano han compartido el identikit de las víctimas del tráfico de órganos. Personas que viven situaciones de pobreza, desempleo, falta de oportunidad socio-económicas y por tanto más vulnerables, pero también todos aquellos pacientes “dispuestos a pagar enormes sumas y a viajar en otros Países como turistas del trasplante, para obtener un órgano que pueda permitir a ellos de vivir”. Quien hace posible todo esto son los brokers y operadores sanitarios sin escrúpulos y aún muchos son los Países meta de turismo del trasplante. Por esto el empeño a contrastar estas economías ilegales, también para responder al llamamiento del Santo Padre a combatir el tráfico de seres humanos en todas sus formas, se ha concretizado con una declaración conjunta que invoca todas la s naciones e involucra también todos los líderes religiosos del mundo. Los puntos principales del documento se refieren a los recurosos que los gobiernos tienen que garantizar para alcanzar el autosuficiencia en la donación de órganos; la situación jurídica que permita prevención y represión de los crímenes de trasplante más que protección de las víctimas. Además en la declaración conjunta se subraya la importancia que en cada estado los operadores sanitarios hagan un examen ético y médico de los donadores y de los receptores. Otro punto importante incluye la creación de registros para la búsqueda de órganos y también de los trasplantes hechos con la posibilidad de compartir las informaciones a través de bases de datos internacionales. Por último las autoridades de cada estado necesitan instrumentos para el intercambio de informaciones sobre los casos suspechados de crímenes de trasplante y de los recursos necesarios para investigar sobre aquellos que son suspechados de un crimen cometido en el País o también fuera de su jurisdicción.

La situación italiana

En julio de 2016 la Policía de estado de Palermo y Agrigento, en colaboración con los agentes del Servicio central operativo de Roma hizo 38 detenciones confirmando cómo en las orillas del Norte de África grupos de egipcianos compran por los traficantes aquellos migrantes que no tienen el dinero para pagar el viaje en el Mediterráneo para extraer los órganos. Las investigaciones han demonstrado también la implicación de mediadores en diferentes ciudades italianas relacionadas con potenciales clientes en Dubai e Israel. La primera confesión sobre este tráfico mortal empezó por un traficante eritreo detenido en 2014: aquellos migrantes que no pueden pagarse el lugar en los barcos son comprados por criminales egipcios por 15 mil euros porque tienen los instrumentos para tomar los órganos y transportarles en “bolsas térmicas especiales”. Los cuerpos de aquellos que no sobreviven a las intervenciones están abandonados en las costas egipcias o arrojados al mar por los traficantes durante el viaje.

Los clientes

Según el análisis del portal Lookout News, se trata de personas pudientes europeas y rusas que no esperan las listas de espera hospitalares, a menudo demasiado largas aunque legales. Otra área de la ruta mediterránea implicada está al límite entre Libia y Túnez, como informado de forma anónima por funcioneros  de Unhcr. Llegados a Libia después de viajes de meses para embarcarse hacia las costas italianas, cientos de migrantes fueron prelevados con la fuerza para ser torturados y sufrir la extración de órganos, en particular pulmones, riñones e hígado. En Europa, por tanto, la necesitad de trasplantes ha aumentado en los últimos tiempos después de los progresoso de la medicina. Pero ya que a la crecida de la pedida no corresponde una suficiente ofrenda en cambio de fomentar el gesto de gratuidad la donación, se desarrolla, a partir de los grupos sociales más vulnerables, el tráfico ilegal. A menudo los mediadores hacen parte de asociaciones criminales que tratienen una parte importante de la suma de dinero pedida al usuario.

La ley

Pero con la ley n. 236 de 2016 entrada en vigor el pasado 7 de enero, también en Italia quien tráfica órganos o quien organiza los relativos viajes no se sale con la suya. Se ha incluido de hecho en le código penal el art. 601-bis que castiga al negocio, incluyendo también por vìa informática, anuncios para obtener órganos. Además la ley prevee castigos fuertes también para quien hace parte de un asociación de crimen que tiene como objetivo este delito con el art. 416, párrafo 6, del código penal.

En resumen: quien organiza el asociación para delinquir de tres o más personas está sancionado con la detención de tres a siete años pero se el asociación está directa a cumplir crímenes inherentes el tráfico o el comercio de órganos quien hace parte puede quedarse en la cárcel de un mínimo de cinco a un máximo de quince años.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta