LUCHA CONTRA LAS MUTILACIONES GENITALES FEMENINAS

98
  • Italiano
  • English
mutilazioni genitali

Son 200 millones las mujeres y las chicas que en 30 países del mundo, sobretodo en África, sufren mutilaciones genitales. En Nigeria, hasta hace poco años, se practicaban también sobre las bebés. Un fenómeno mundial que ha llevado las Naciones Unidas a celebrar, por el 6 de febrero, el Día Mundial sobre el tema.

Según la Organización mundial de la salud las mutilaciones genitales femeninas se pueden dividir en cuatro grupos según la gravedad de los efectos: circuncisión, escisión del clítoris, infibulación y por último un grupo que incluye una serie de intervenciones de varios tipos.

Un problema que afecta de cerca también Europa, aunque prohibido en muchos países de la Unión. Según Estrasburgo, serían 500 mil las mujeres que viven en el continente y sufrieron mutilaciones, 180 mil las que están a riesgo. No se resparmian por tanto de esta horrible práctica niñas y adolescentes migrantes que viven en territorio europeo: la mayoría corre el riesgo de estar sujeta a estas cuando vuelve en su propio País de origen durante temporadas de vacaciones.

La Unión Europea reconoce que muchos Estados miembros hicen pasos importantes adelante en el curso de los años para prevenir y contrarrestar el fenómeno. Esfuerzos, sin embargo, a menudo centrados en el adopción de leyes y en el aspecto punitivo, mientras queda mucho por hacer sobre la prevención del fenómeno que se puede alcanzar sólo a través de un capilar trabajo de sensibilización que involucre las comunidades migrantes y haga protagonistas las mujeres.

Tampoco se salva Italia del actuación de estas horribles prácticas: son 35 mil, según una estima de 2009, las mujeres que sufriron mutilaciones genitales en el Lindo País. Según un estudio de la Universidad Bicocca en 2010 en Italia vivían 57 mil mujeres víctimas de mutilaciones genitales, de estas 27 mil sólo en la región Lombardía donde hay mayor concentración de comunidades procedentes de Países donde esta práctica aún está extendida.

Es necesario, por atnto, colaborar con las comunidades migrantes originarias de estas regiones, para contrarrestar las mutilaciones genitales femeninas en Italia y en Europa; convencer los políticos y las instituciones para combatir el problema y aumentar la conciencia del riesgo existente para las mujeres migrantes y encontrar soluciones para prevenirlo; sensibilizar la opinión pública y contribuir a la reducción del número de las víctimas de estas prácticas. Son estos los tres grandes objetivos del proyecto After, presentado por ActionAid el martes 8 de octubre, en Milán durante el día de apertura “Desde África hasta Europa: Combatira las mutilaciones genitales femeninans”. Objetivo del workshop, facilitar e intercambio de prácticas y metodologías de trabajo con las comunidades extranjeras.

Con el proyecto After las buenas prácticas perfeccionadas en África serán utilizadas para erradicar el fenómeno en Italia y en Europa, adaptándolas al diferente contexto social. Durará dos años y se prefijará el objetivo de combatir esta forma de violencia a través de caminos que lleven las mujeres a tomar conciencia de sus derechos y a través la implementación de 16 caminos de formación dirigidos a jóvenes mujeres a riesgo para que rechazen esta práctica y tomen conciencia de su derecho a la integridad físicia y al control sobre su cuerpo.

Un proyecto, esto, que incluye también hombres y líderes religiosos. Además quiere llevar a conocimientode  los ciudadanos europeos la exitencia de un problema que frecuentemente imaginan lejos y sensibilizzarlos en este sentido. Durante los dos años del proyecto After se organizarán también actividades de sensibilización a través de testimonios de mujeres africanas activas en la lucha contra las mutilaciones en sus Países y serán producidos un documentario y diez vídeos con los testimonios de líderes religiosos, mujeres y activistas africanas contra estas prácticas deplorables. Específicatamente, se hará la mapa de las políticas y de los servicios ya existentes para informar mujeres y migrantes sobre lo que el territorio ofrece para tutelar sus derechos sexuales y reproductivos.

El proyecto es financiado por el Programa Derechos, Igualdad y Ciudadanía de la Unión Europea y está implementado en Italia, España, Bélgica, Suecia e Irlanda en entendimiento con tres organizaciones que hacen parte de la federación ActionAid y son: ActionAid Italia que coordena los trabajos, ActionAid Irlanda y ActionAid Suecia. A la base también un amplia red de asociaciones locales, cada una de las cuales desplegará su propia experiencia de trabajo con jóvenes migrantes, de investigación científica y de lucha contra las mutilaciones genitales femeninas a través de la creación de documentarios y otros productos de comunicación.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta