EL DETRÁS DE ESCENA DEL FAMILY DAY

352
  • Italiano
  • English
charlie

Se comenta que hubieron varias telefonadas incontroladas para tratar de detener las manifestaciones de las familias. Las ordenes dadas a los medios de comunicación, serían aquellas de disminuir lo más posible el evento, otorgando poca atención, y la misma orden fue llevada a cabo. Hubo un flagrante intento de poner un freno a todo el mundo institucional católico, invitado a retirarse a un rincón, sin hacer ruido, para no irritar a ciertos patrones. En cambio, estuvo presente un pueblo que circuló libremente, con una fuerza increíble, gracias a la comisión, que logró obtener muchos movimientos eclesiales de su lado, creando de está forma una masa viral, un tsunami, que incluso los Obispos no pudieron controlar .

A pesar de que la posición del Papa fue muy clara al respecto, por parte de algunos, hubo una ambigüedad en la forma de testimoniar estas convicciones. Y de está forma, una vez más la Iglesia Católica apareció dividida, dividida en el método “plaza sí, plaza no”.

Mientras tanto, ningún partido, ningún político y ningún líder fueron capaces de reunir a una multitud tan grande, en tan pocos días. Y está es la segunda vez en menos de un año, por el que se recurre a la plaza, para decir no al proyecto de ley ddl Cirinnà.

La arrogancia de los seudo-indiferentes, ha despertado fuertemente los ánimos incluso de los más somnolientos, que declararon de está manera, el querer mantener la singularidad de la familia. Los ciudadanos en la plaza representaron un país vigilante y orgulloso de sus propios principios.

Ahora la responsabilidad cae de nuevo a los parlamentarios, a los juegos de prestigio por los jugadores del Palacio. Muchos sin escrúpulos que siguen pensando que pueden burlarse de los ciudadanos; o haciendoles creer de estar de acuerdo con ellos o también balanceándose en su orgullo, pero cada vez más distantes de las personas. Existe un abismo entre el sentimiento popular y la conciencia parlamentaria, y sin embargo, están quienes se niegan a entender que los antiguos sistemas de la vieja política, ya no son eficaces.

Detener la ola popular ya no es posible, a menos que algún líder supremo no quiera imitar el sistema chino fuera de la web o ejecutándolo personalmente. De hecho, está vez fueron las redes sociales en ser decisivas, lo que demuestra que la prensa tradicional y la televisión Estatal ya no son capaces de ocultar lo que no es aceptable, y por lo tanto, ya no puede impedir ciertas evidencias.

La estrategia de comunicación utilizada fue muy sútil, teniendo un claro objetivo: si bien por una parte, trató de no mostrar a los que salieron a la plaza en defensa de la familia, por otro lado, sin embargo, alimentó  constantemente el choque entre ideas opuestas, de manera de llamar la atención sobre las uniones civiles, ocultando de está manera el verdadero problema en Italia, aquel económico; incluyendo los bancos. El tratamiento de este tema, de hecho, está estrictamente prohibido.

Pensar sólo en los números, bien sea cuentas corrientes o conteo de votos, es triste y reductivo … la existencia ni se puede cuantificar ni puede tener un precio.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta