TERRORISMO Y VIENTOS DE GUERRA, DE ESTÁ MANERA SE SUMERGE TURQUÍA

294
  • Italiano
  • English
turismo turchia

Había una vez una puerta de entrada para Europa, el puente desde el Este al Oeste y viceversa. El país de Troya y Constantinopla, de Persia y del Imperio Otomano. El punto de cruce por excelencia, la tierra del medio enriquecida por el paso de las civilizaciones antiguas y modernas. Desde siempre Turquía ha hecho del turismo una de sus fortalezas. Pocos lugares en el mundo ofrecen un patrimonio tan vasto y variado. Basta pensar en el “Castillo de algodón” de Pamukkale- las maravillosas piscinas termales naturales similares a los glaciares, pero en realidad formadas por calcio y travertino – la intersección  entre el arte románica, bizantina e islámica de Estambul y a las ruinas de la antigua Ilión. Tesoros que hicieron la fortuna de Ankara.

Pero desde hace unos meses, cómplices el riesgo de los ataques terroristas y las tensiones crecientes con los países que una vez eran amigos, las cosas están cambiando. Según los últimos datos del Ministerio de Turismo de Turquía, el porcentaje de llegadas han caído del 1,36% en los primeros once meses del 2015, comparado con el mismo período del 2014.

Situación que podría ser aún mayor sobre una base anual, dada la reciente disputa con Moscú sobre el asunto del jet ruso derribado en la frontera con Siria. Los rusos representan una parte importante del turismo en Turquía y han “colonizado” la cosa mediterránea del país . Pero después del incidente, del 24 de noviembre, el gobierno de Moscú ha prohibido la venta de paquetes turísticos en Turquía. A principios de diciembre, el gobierno de Moscú  repatrió unos 9.000 turistas rusos que estaban varados en Turquía como consecuencia de la supresión de los vuelos debido a las tensiones entre los dos países. El hecho recuerda aquel que ocurrió en el 2010, cuando el ejército israelí atacó una flotilla de activistas turcos asesinando  a nueve.  A ello siguió una crisis diplomática y desde entonces los turistas israelíes que invadían las playas de Antalya y sus alrededores, tuvieron que elegir otros destinos.

La información completa de las llegadas en Turquía en los últimos 11 meses son de alrededor 34,8 millones de personas. Sólo en noviembre, el descenso fue de 0,53%, igual a 1,72 millones de turistas. En septiembre y octubre, a raíz de la ofensiva contra el terrorismo de origen islámico y kurdo de algunos ataques atroces, entre ellos aquel del 10 de octubre, el cual acabo con las vidas de más de 100 personas en Ankara, el descenso ha sido aún más significativo. Sólo en el mes de septiembre, que para Turquía sigue siendo temporada alta, el descenso fue del 2,31% en comparación con el mismo mes del 2014. El descenso más significativo obviamente se refiere a los viajes hacia el sur-este del país, no lejanos de la frontera con Siria y el escenario de una ofensiva militar contra los kurdos del  Pkk. En octubre, un grupo de hoteles de la zona, que todavía es marginal en comparación con aquel Occidental, desde el punto de vista de la presencia de turistas, lamentó un descenso en las llegadas del 50% en los primeros ocho meses del 2015. Incluso las partidas desde Italia están descendiendo . En octubre Assoviaggi, Asociación italiana agencia de viajes y del turismo, anunció que los ataques en Turquía han “traído un clima de inestabilidad también para el turismo” y de haber “registrado una serie de cancelaciones de las solicitudes de reservas para el período comprendido entre la Navidad y Año Nuevo”.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta