JESÚS NACIÓ EN EL FRENTE DE GUERRA

277
  • Italiano
  • English

Lejos de casa, en el fin del mundo para mantener la paz y volver a dar esperanza a los pueblos desde años afligidos por guerras y privaciones. Son diez mil los soldados italianos que transcurren Navidad lejos de casa y en tierras martirizadas adonde, gracias a ellos, Jesús nacerá en estos lugares donde el sufrimiento y la tragedia son compañeras diárias de la vida de la gente. Esto también quiere ser un mensaje de paz y esperanza transmetido por los militares y por el tricolor.

Son veinte las misiones internacionales que veen ocupados los soldados italianos. Desde Kosovo y Bosnia adonde nuestra presencia se prolonga desde hace muchos lustros a las misiones más recientes en Somalia, Iraq y Mali pasando por Afghanistan y Líbano. En tres teatros Italia es leadership de la misión.

Navidad diferente pero no por esto las tradiciones y sobretodo el testimonio de la fe están olvidados. Situación caliente, por la temperatura y por la situación aquella del contingente en Mogadiscio ocupado en la Misión Eutem para el adiestramiento de las fuerzas de seguridad somalí. “Las festividades navideñas siempre son un momento de reflexiòn sobre el valor de la familia, sobre los afectos más caros y sobre los que sufren y necesitan estar sostenidos en la vida de todos los días – explica el general de brigada Antonio Maggi comandante de European union training mission -. Los soldados italianos en Mogadiscio, distantes de casa 5500 kilómetros también, han asegurado que se hiciera vivo el sentimiento de solemnidad del momento, rodeándose de símbolos que evocan a las festividades. Han decorado el árbol de Navidad, será posible cambiar el menu de la comida y habrá el intercambio de felicitaciones”.

Para dar mayor significado a la fiesta y fortificar la relación con Italia y con la fe, en la base de Eutem llegará mons. Giorgio Bertin, Obispo de Djibouti y Aministrador Apostólico de Mogadiscio, que celebrará la Santa Misa el día de Navidad. “El 25, pues, – refiere el general Maggi – será posible alcanzar sus familiares a través de medios de comunicación informáticos, que permetirán cortar las distancias con sus propias familias. A pesar de las festividades, no obstante continuaremos nuestra actividad diária de adiestramiento y asesoramiento a las Instituciones”.

Volviendo a subir por el globo, a los márgenes de Tierra Santa, a defensa de la paz en aquel Medio Oriente martirizado, los soldados italianos, bajo de las enseñas azul de Onu, se ponen en medio entre hezbollah e israelí para impedir nuevas intensificaciones. Italia tiene la guía de la misión Unifil con el general de división Luciano Portolano. Son los alpinos de la brigada Taurinense, actualmente desplegados en Líbano en la misión UNIFIL que transcurren Navidad y las festividades del tiempo navideño lejos de casa y de los familiares. “No es la primera vez que sucede esto, ya en el pasado, en las antecedentes misiones de paz que la Brigada desarrolló en la temporada de invierno, nuestros soldados habían contribuido a hacer más segura Navidad de nuestros conciudadanos operando lejos de la Patria, sin solución de continuidad en los Países desgarrados por crísis humanitárias y beligerancia pero sin dejar de celebrar, de manera sobria aunque significatíva, una festividad tan importante para nostros los italianos”, recuerda el capitán Marco Di Lorenzo, portavoz del contingente.

El espíritu navideño, vivido en misión de paz es intenso, casi contagioso y celebrarlo con la familia ampliada de los 13 contingentes que forman el sector Oeste de la misión Unifil asume carácteres tan fuertes de alcanzar casi a llenar la lejanía de los afectos personales y de las familias. “Las numerosas actividades operativas y de soporte a la población libanés nunca se interrumpirán – explica el capitán Di Lorenzo – las patrullas supervisarán la blu line (frontera entre Israel y Líbano) en ayuda a las Fuerzas Armadas libanéses también la noche de Navidad y nuestros grupos médicos estáran listos para aliviar los sufrimientos de las familias libanéses y de los muchos refugiados sirios presentes, en nuestra área de responsabilidad, que pedirán nuestra ayuda; a pesar de esto el contingente italiano junto a muchos casos azules de los contingentes extranjeros que continuan en nuestras bases tendrán la posibilidad de celebrar Santa Navidad participando a las funciones religiosas que nuestro don Mauro, el capellán militar de la Brigada Taurinense, organizará en cada base que huéspeda los militares italianos.

Don Mauro, acompañado por el comandante del Contingente Italiano y por unos hombres de la fanfarria de la Brigada Alpina Taurinense, transcurrirá la Vigilia de Navidad cerca de las bases operativas avanzadas, colocadas en las inmediaciones de la blu line adonde operan de manera continuada pequeñas unidades italianas por el control de la fin de hostilidades en el área y proteción de la base 1.32 alfa, sede del importantísimo reunión tripartita, único diálogo oficial entre delegaciones libanéses e israelí que se encuentran a través de la mediación del comandante de UNIFIL. Un puesto fronterizo en aquella tierra de nadie adonde la Misa de Navidad asumirá un significado aún más grande.

Las bases Onu en el Sur de Líbano, adonde se encuentran soldados italianos, llevan evidentes signos de Navidad y de próximas festividades; árboles de Navidad y pesebres recuerdan, aunque trabajando y lejos de casa, la temporada de fiesta. Líbano es un País extraordinario, el diálogo interconfesional supera las divergencias y no hay que maravillarse si muchos ciudadanos libanéses de los pueblos cerca de las bases transcurrirán con los militares italianos los momentos más significadívos de las próximas festividades.

Y será Navidad con pesebre y árbol decorado también en Camp Arena en Herat. Allá, puesto fronterizo para defender del terrorismo y en apoyo del renacimiento de Afghanistan, la Brigada Mecanizada “Aosta” de Messina ha asumido, en septiembre pasado, la guía de Train Advise and assist Command West (Taac W), el Comando NATO multinacional que opera en Herat, en la Región Oeste de Afghanistan, dentro de la misión Resolute Support (RS). El Comandante es el General de Brigada Mauro D’Ubaldi, desde el cual dependen todas las unidades operatívas encargadas de mantener la seguridad del área de responsabilidad, un equipo médico de campo (Role 2) y las unidades encargadas de llevar a cabo las tareas de formación, consulencia y asistencia a las Fuerzas Armadas afganas, verdadero core business de la misión. “Seguramente aquello de 2015 – aquí en Herat – no podrá ser como un día de Navidad transcurrido en Italia – explica el teniente coronel Angelo Vesto PI de la misión -. No por esto será como cualquier otro día. El espíritu se sentirá sobretodo en el corazón, en el aire, los deseos que todos ya estamos recibiendo y en los que enviamos. El corréo electrónico y los social network serán nuestra “chimenea virtual”, aquello cercano al cual nos calentaremos con las fotos, los vídeos y los saludos que llegan de nuestros afectos lejanos. Paradójijamente, viviremos estas cosas pequeñas con un sentimiento particular, puede ser aún más profundo y de los que intentaríamos en normales condiciones. Y a pesar de que el 25 es un día de trabajo como los otros, no renunciaremos por nada a las simbologías que son caras para nosotros”.

Han prosperado decenas de presebres en “Camp Arena”. Hay un gran árbol con moños rojos, justo a la salida de Aula 150, la Iglesia. Habrá un buen provecho, la Misa de medianoche, el chocolate caliente para el personal empeñado en el servicio de vigilanza. “Alguien se arreglará para comprar o “construir” algun regalo. – cuenta el oficial – Los niños de unas escuelas elementales de Lazio, Molise y Campania nos han enviado más que dosmil cartas de deseos. Después de la Misa las entregaremos a todos y será seguramente un momento conmovedor. Pues, nos haremos buena compañía”.

“Y luego hay un aire más que nunca familiar en estos días en la base, a pesar de que se mantenga el atención al máximo – continua el teniente coronel Vesto -. Recientemente tuvimos el placer de recibir visitas de importantes Autoridades y todos se han dado cuenta de una organización que se mueve en sinergía, adonde se trabaja, uno se mueve, se obra los unos para los otros. Un atmósfera que a pesar de la delicadeza de una misión intrínsecamente peligrosa, mantiene una serenidad de base. Y entre las miradas cuidadas y orgullosas de nuestros hombres y de nuestras mujeres, hay un florecer de sonrisas que son un poco una constante de nuestro contingente. Es un equipo fuerte el nuestro. Y es bueno hacer parte de eso. Entonces no se quejen nuestras familias para esta ausencia; esta Navidad en camuflaje, con un gozo secreto y robada por aquí y por allá a un trabajo dificil, nos calienta el corazón mismo.

Una Navidad Afgana, camuflada y de servicio a nuestro País. Porque hay una Misión que cumplir. Y nosotros estamos; de hecho… #noi ci siamosempre”. El lema del Ejército Italiano que engloba el empeño y el abnegnación de nuestros soldados incluso aquellos en Kosovo, una de las misiones más longevas. En los días pasados el comandante, general de división Guglielmo Luigi Miglietta, apagando las luces del árbol de Navidad ha marcado el inicio de las festividades navideñas. “En este momento de fiesta, lejanos de vuestras familias, sed particularmente orgullosos de vuestra dedición al servicio como miembros del Team Kfor”. Los representantes de las 31 naciones ocupadas en la misión “Joint Enterprise”, unidos como una gran familia, se han deseado una temporada de paz y serenidad. Un gran abeto decorado con la enseña Nato ondea en la base pintada por la nieve que ha contribuido al atmófera navideña.

Navidad lejos de casa y en alerta para los hombres sobre los barcos que cruzan en el Mediterráneo y en el Golfo Pérsico o en la base de los Emiratos Árabes Unidos para los pilotos de Areonáutica ocupados en los cielos de Iraq. Navidad de trabajo para todos los hombres con las estrellas, lejanos de casa para contribuir a la seguridad de todos nosotros. Felicidades chicos.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta