El miedo que atrapa

392
  • Italiano
  • English
europa

Sólo basta uno. La estrategia del terror no necesariamente tiene que contemplar carnicerías. Lo hemos visto con los primeros vídeos de Is, en que un solo prisionero era degollado a favor de cámara. El señal estaba claro: “Ahora lo hacemos aquí, pero llegaremos”. Los yihadistas lo ponían en los sociales y obtenían el efecto esperado: la tensión subía, los gobiernos discutían, la opinión pública estaba sacudida por la ola emocional.

Ahora la historia se repite, a pesar de todos los protocoles de seguridad. Basta un solo hombre, de hecho, a causar pánico. Pasó en Niza, ahora de nuevo en Londres. Excluyendo las carencias de intelligence, evidentes en Francia, lo cierto es que no es posible controlar cada puente, tienda, calle, teatro, oficina. Y los terroristas – cuyo nombre define la “mission” – lo saben. Apuestan por esto.

Entidades individuales – células durmientes, las llaman en jerga – que se utilizan de mando, sobretodo como represalia. No es una demonstración de fuerza, no es así que se puede ganar una cualesquiera guerra, sino sirve para mantener el atención sobre una batalla ideológica o de religión, y actuar como catalizador. Para obtener nuevos adeptos listos para inmolarse con el mismo cliché, y así pues ir adelante infinitamente.

Porque el verdadero objetivo no es conquistar el Occidente, sino ponerlo en movimiento. Hacerlo vivir en el miedo, obligarlo a gastar de manera exponencial para garantizarse un manto de seguridad que luego, al fin, se corta… con un cuchillo, como delante de Westminster.

La gran Europa vuelve a convivir con el miedo de Is, (casi) vencido en el campo pero no en las mentes y en los corazones de quien fue hechizado por el mensaje integralista, y está listo para volver a atacar. También sin un mandato específico.

No por caso hasta las primeras noticias procedentes de Londres, el ministro italiano del Interior Minniti ha permanecido en contacto constante con la cumbre de las fuerza de policía y de los servicios de intelligence, para seguir de cerca la evolución y los desarrollos de lo que pasaba en la capital inglesa. Dentro de poco de hecho Roma recibirá jefes de Estado, de gobierno y cumbres europeas en ocasión de las ceremonias celebrativas del 60mo Aniversario de la firma de los Tratados de Roma que tendrá lugar el próximo 25 de marzo.

Los acuerdos, firmados en 1957 en el Capitolio, estipularon el empiezo de la gran aventura europea. El 25 de marzo de 1957 nació de hecho la Comunidad Económica Europea, con seis Países fundadores: Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo, Holanda y Germania del oeste.

La Capital prepara el día de sabado con uno de las máquinas de seguridad más imponentes en los últimos 10 años, incluso más del Jubileo: francotiradores en los techos, 39 portales, 3000 agentes en la calle, y los servicios secretos ocupados al límite para sacar informaciones, noticias, pistas. Las escuelas estarán cerradas, alcantarillas controlados uno por uno y sellados.

El miedo, justo lo que los terroristas quieren infundir como un veneno, está presente. Pero en Roma el peligro es doble: se esperan black block desde Francia, Alemania y Grecia. Europa es un polvorín, atacada por fuera y por dentro, Y nosotros estaremos en el centro, como en una línea de fuego.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta