El Papa: “Misericordia es incluir los demás en nuestra vida” En la última audiencia jubilar del sabado ha recordado que "todos necesitamos perdón". Las gracias a los voluntarios

104
  • Italiano

Papa Francisco ha hecho la última audiencia del sabado en este Año Jubilar centrando su reflexión en un aspecto específico de la misericordia, la inclusión.
“Dios, en su proyecto de amor, no quiere excluir a nadie, pero quiere incluir todos – ha dicho el Pontífice – Y nosotros los cristianos estamos invitados a utilizar el mismo criterio: la misericordia es aquella manera de actuar, aquel estilo, con que intentamos incluir en nuestra vida los demás, evitando cerrarnos en nosotros mismos y en nuestras seguridades egoísticas. A nosotros – ha continuado – corresponde abrir el corazón, confiar en Jesús y recibir este mensaje de amor, que nos hace entrar en el misterio de la salvación. Este aspecto de la misericordia, la inclusión, se manifiesta abriendo los brazos para recibir sin excluir; sin clasificar los demás en base a la condicción social, al idioma, a la raza, a la cultura, a la religión: delante de nosotros sólo hay una persona a la que amar como la ama Dios. Él que encontro en mi trabajo, en mi barrio, es una persona a la que amar, como ama Dios. “Pero esto es de aquel País, del otro País, de esta religión, de otra… Es una persona que ama Dios y yo tengo que amarla”. Esto es incluir, y esta es la inclusión. Cuántas personas cansadas y oprimidas encontramos hoy también! En la calle, en las oficinas públicas, en los ambulatorios médicos… La mirada de Jesús se pone en cada uno de aquellas caras, también a través de nuestros ojos. Y nuestro corazón – se ha preguntado el Papa – cómo es? Es misericordioso? Y nuestra manera de pensar y actuar, es inclusiva?”
El Pontífice luego ha subrayado una vez más la importancia del perdón que es “la expresión más inmediata con la que nos sentimos recibidos e incluido en Él. Todos – ha recordado – necesitamos ser perdonados por Dios. Y todos necesitamos encontrar hermanos y hermanas que nos ayuden a ir a Jesús, a abrirnos al don que nos hizo en la cruz. No obstaculámonos mutuamente! No excluimos a nadie! Al contrario, con humildad y cencillez hagámonos instrumento de la misericordia inclusiva del Padre. También esta plaza, con su columnado – ha terminado – exprime “el abrazo de la Iglesia” llamada a prolongar “en el mundo el gran abrazo de Cristo muerto y resuscitado”. Por último, casi como un eslógan a conclusión del Jubileo, Francisco ha invitado todos a “ser testigos de la misericordia con que Dios recibió y recibe cada uno de nosotros”.
Al final de los saludos el Papa ha querido dar gracias “con particular cariño ustedes los voluntarios del Jubileo Extraordinario de la Misericordia. Fueron buenos! Ustedes, que llegan de diferentes Naciones, y les doy gracias por el precioso servicio prestado para que los peregrinos pudieran vivir bien esta experiencia de fe. En el curso de estos meses, me di cuenta de su humilde presencia en la plaza con el logo del Jubileo y estoy admirado por la dedicación, la paciencia y el entusiasmo con que desarrollaron su obra”.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios