LOS RIESGOS DEL VIAJE DEL PAPA EN ÁFRICA

216
  • Italiano
  • English
  • Português
papa aereo

El reto al miedo. Desde el 25 al 30 de noviembre, Papa Francisco estará en África. Un viaje que para muchos es riesgoso. Diferentes amenazas aún más concretas después de los eventos en París, y sin embargo, esto no detiene al Papa Bergoglio. Pero ¿por qué tanta aprehensión, mucho más que en otros viajes?

La inteligencia francesa y la inteligencia de otros Países han señalado desde hace tiempo el riesgo de un ataque contra el Papa en Bangui en la República Centroafricana. La razón para la alarma se debe al hecho de que en la última etapa del viaje, la situación sea muy inestable. Desde hace tiempo se enfrentan con armas los Seleka guerrilleros musulmanes que luchan con los Anti Belaka, los conocidos grupo “machete de Selaka” grupo conformado por milicias cristiano-animistas.

A esto se suma el hecho de que en Bangui convergen peregrinos de los países vecinos: Chad, Nigeria, Camerún. Países en donde la presencia yihadista es considerable y podrían infiltrarse terroristas entre los fieles. La República Centroafricana no posee fuerzas de seguridad capaces de oponerse a los ataques como aquellos de París o del hotel en Malí. La apertura de la Puerta Santa de la Catedral de Bangui, acto oficial del inicio del Año Santo de la Misericordia, se llevará a cabo con un gran despliegue de militares locales y el apoyo de las fuerzas especiales francesas, pero son de todas formas acciones de apoyo a una defensiva para nada óptima. La llegada a Entebbe en Uganda, por el contrario, parece ser aquella menos problemática en materia de seguridad; el país está experimentando una cierta estabilidad y las condiciones sociales son ciertamente menos conflictuales que en el resto de África.

Los riesgos de este viaje apostólico, sin embargo, están presentes en cada etapa. Y tal vez es el primer evento en presentar los peligros mayores. Kenia, donde el Papa comenzará su misión, está desde hace mucho tiempo en la mira del grupo somalí Al Shabaab, que ya ha presenciado masacres sangrientas. El último en orden de tiempo en la Universidad de Garissa, donde, en abril del 2015, murieron 147 estudiantes cristianos. En Kenia los cristianos representan el 85% de la población, pero el compromiso del ejército keniota en el contingente africano presente en Somalia, para estabilizar el País es considerado por el grupo afiliado a Al Qaeda un acto de guerra, y por lo tanto, Kenia un enemigo al cual atacar.

En estos días, después un episodio hizo aumentar el estado de alarma. En el último número de la revista del Isis, Dabiq, lanzado el 18 de noviembre en la portada con la foto de la masacre en París, se hacen amenazas explícitas al Papa; de hecho, dentro de la revista nos encontramos con la entrevista realizada a Abu Muharib as Somali, con un mujahed que lanzó a Al Shabaab para jurar lealtad al Estado islámico.

Según su testimonio, estaría en curso una “deserción masiva” de rangos de la organización Al Qaeda en Somalia, que ya se está ejecutando por detrás, sin que el liderazgo sea afectado, pero que en el momento oportuno podría revelarse muy útil para los planes de Al Baghdadi para alargar su influencia y hegemonía sobre los grupos yihadistas.

Coincidencias perturbadoras, en el número anterior de Dabiq se presentaba Abdelhamid Abaaoud, la mente de las masacres de París, en está nueva edición habla un terrorista que está gravitando en la propia galaxia yihadista, que visitará el Papa.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

 

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios