LO QUE NOS DEJA LA EXPO 2015

278
  • Italiano
  • English

La Expo como un ejemplo de respeto y aceptación de la diversidad. A pesar de los archivos anormales, los proyectos decididos pero no completados, las investigaciones judiciales, al final la Feria Mundial fue todo un éxito. De acuerdo con el comisario único, Giuseppe Sala, quien asistió a la ceremonia oficial para celebrar el BIE Day, el día dedicado al Bureau International des Expositions, “la Expo fue un compromiso cívico muy profundo a todos los niveles de la sociedad” y “un evento global con elevados estándares de calidad- hizo hincapié – que dio la bienvenida a personas de diversos grupos étnicos, edad, religión, orientación sexual, identidad, discapacidad. Estamos orgullosos de saber que los visitantes han apreciado todo esto y esperamos que este legado se mantenga para las futuras Expo”.

“Después de esta larga aventura ahora podemos celebrar el éxito de la Expo Milano 2015 -, comentó el Secretario General de la BIE, Vicente González Loscertales -. Esta exposición ha tenido éxito en su totalidad, logrando crear un diálogo constructivo entre los gobiernos y la sociedad civil en torno al tema de “Nutrir el planeta, energía para la vida”, la base de nuestro futuro”. González Loscertales, felicitó al Gobierno italiano y a los organizadores “para el compromiso, la determinación y el entusiasmo.”

Bromas a parte, ¿que quedó del tema central de la Expo 2015? De todo, la “Carta de Milán”, el documento sobre el derecho a la alimentación y del agua. Hoy en día, en el mundo unos 800 millones de personas sufren de hambre crónica y más de dos mil millones de personas sufren de desnutrición. Y sin embargo, cada año, 1,3 millones de toneladas de alimentos se desperdicia, mientras que los recursos de la tierra, los bosques y los mares, son explotados de forma insostenible. Una toma de conciencia que no puede ser pospuesta.

Están quienes lo describen como el protocolo de Kyoto de la alimentación, pero en realidad es algo más. El Protocolo de Kyoto, fue un compromiso entre los países. Aquí en tomar como primero el compromiso más importante, son las personas que desde el primero de mayo pudieron suscribirlo a la Exposición Universal en el Palazzo Italia o también on-line, en la página web de la carta. Son más de 50 Jefes de Estado y de Gobierno que lo han firmado en Milán, y más de un millón de personas que lo han infrascrito antes que, el pasado 16 de octubre, el texto fuera entregado al secretario de la ONU, Ban Ki-moon. “Nosotros mujeres y hombres, ciudadanos de este planeta – se lee en el documento presentado – declaramos en este documento el asumir compromisos específicos en relación con el derecho a la alimentación, que creemos que debe ser considerado como un derecho humano fundamental”. Y, en efecto, “consideramos una violación de la dignidad humana la falta de acceso a los alimentos sanos, suficientes y nutrientes, al agua limpia y a la energía.” El compromiso del individuo es de no desperdiciar y “consumir sólo la cantidad de alimento suficiente a la necesidad”, a reciclar y regenerar, teniendo en cuenta el impacto en el medio ambiente. Los compromisos son también para las asociaciones, conocidas como sociedad civil y a las empresas  llamadas a respetar el medio ambiente y promover formas de empleo que no exploten, sino que contribuyan a la realización de las personas. Y luego están las demandas a los gobiernos, para garantizar el derecho a la alimentación, a la protección del suelo, centrarse en la investigación, combatir los desperdicios.

¿Qué quedará? Cada exposición universal tiene su propio símbolo. Si la Torre Eiffel en París, construida para la Expo del 1889, se ha convertido en uno de los monumentos más famosos del mundo, en la exposición de Milán es el Árbol de la vida, la obra destinada a permanecer. No sólo en los corazones de los visitantes que durante seis meses, han admirado los espectáculos de luces, sonidos y colores, sino también físicamente en el medio del Lake Arena frente al Palazzo Italia.

Entonces hoy, después de seis meses de grandes números, torniquetes y detectores de metales, cerrará a las 17, para evitar el lleno total más allá de la capacidad: los visitantes podrán permanecer en el sitio y celebrar hasta la medianoche.

Cae el telón del evento record: más de 21 millones de visitantes (entre ellos 2 millones de niños), un tercio de ellos extranjeros, 60 líderes políticos, desde Putin a la Merkel, Michelle Obama, miles de eventos, debates, conciertos, espectáculos . Sólo el árbol de la vida ha ofrecido 1.260 espectáculos con música, juegos de agua y efectos especiales: en admirar las instalaciones símbolo de la Expo, 14 millones de personas, que han publicado en FB, ochocientos mil fotos.

Traducción a cargo de Adriana Montiel

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta