Aquí viene la aplicación contra el despilfarro de alimentos

ULTIMO AGGIORNAMENTO 14:30

Ahorrar dinero y disminuir el volumen de residuos es el propósito del proyecto en el Politecnico di Torino. Se estima que cada año se están perdiendo 1.3 billones de toneladas de alimentos en el mundo , igual a un tercio de la producción destinadas al consumo humano. Sólo en Italia, sin embargo, el valor económico es de alrededor de € 13 mil millones al año.
Por esta razón, Last Minut Sotto Casa(LMSC) 
ofrece una posible solución a este mal . Se trata de una nueva fórmula de “en vivo comercialización “de proximidad, que permite a los minoristas con excedentes de alimentos o vencido, para informar con inmediatez y simplicidad los ciudadanos a pocos pasos de la tienda.

¿Cómo? Los clientes indican en la fase de registro y de sus teléfonos inteligentes, a que distancia de la propia casa quieran recibir la propuestas y de qué tipo de tienda, recibiendo de este modo a través del correo electrónico y el teléfono sólo las ofertas para la categorías de productos por parte de sus opciones. Vince el tendero que recoge algo, gana el cliente que compra por un precios muy atractivos, gana el planeta, ya que no se bota la comida.

Un proyecto que hace parte de la Incubadora de Politecnico Turín, que comenzó en la midad de marzo y que hasta ahora cuenta con más 6.000 usuarios registrados en Italia. LMSC, nacido para panaderías, ahora también implica pasta, charcutería, frutas-hortalizas, carnicerías, pescaderías, bar.
Todos los ejercicios que viven con el problema de los alimentos a riesgo de decaimiento. Un proyecto que tiene la intención para llevar a la gente a los comerciantes del barrio, todo caracterizado por una extrema facilidad de uso, por un click!

 

Traduzione Sr. Socorro

Se vuoi commentare l'articolo manda una mail a questo indirizzo: scriviainterris@gmail.com
Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.