Regina Coeli, el Papa: “Necesitamos de oración por la paz” El Pontífice recuerda su viaje en Fátima y subraya:” La Iglesia cure los niños"

211
  • Italiano
preghiera

“Necesita la oración y la penitencia para que terminen las guerras, sobretodo en Oriente Medio, donde las minorías sufren trágicas violencias y discriminaciones”. Es el advertencia del Papa Francisco pronunicado durante el Regina Coeli, durante el cual recuerda también su peregrinaje en Fátima, terminado ayer por la tarde.

Cuidar a los niños

El Papa pone en luz la santidad de Francisco y Jacinta, canonizados en el centésimo aniversario de las apariciones de la Virgen a la Cova de Iria, que “no es consecuencia de las apariciones, sino de la fidelidad y del ardor con que ellos correspondieron al privilegio de poder ver a la Virgen María”. Con su canonización, Bergoglio propone “a toda la Iglesia de cuidar a los niños”.

El llamamiento por la paz

En Fátima, la oración “fluye desde cien años como un río, para implorar la protección materna de María sobre el mundo entero”. El ejemplo de Francisco y Jacinta, que en aquel tiempo rezaban por la fin de la Primera Guerra Mundial, está válido hoy aún hoy. “Hay mucha necesitad de oración y de penitencia para implorar la gracia de la conversión – sigue el Pontífice -, para implorar la fin de muchas guerras que están por todas partes en el mundo y que se expanden más, como también la fin de los absurdos conflictos grandes y familiares, pequeños, y de las violencias que desfiguran la cara de la humanidad”

Poblaciones y minorías destruidas por la guerra

Pues, el papa confía a María, Reina de la paz, “la suerte de las poblaciones afligidas por guerras y conflictos, en particular en Oriente Medio”. De hecho, el Pontífice hace notar las “muchas personas inocentes están probadas duramente, tan cristianas, como musulmanas, como pertenecientes a minorías como los yazidi, que sufren trágicas violencias y discriminaciones. A mi solidaridad se acompaña el recuerdo en la oración, mientras le doy gracias a los que se esfuerzan para subvenir a las necesitades humanitarias. Le ánimo a las diferentes comunidades a percorrer el camino del diálogo y de la reconciliación y amistad social para construir un futuro de respeto, de seguridad y de paz, lejos de cada tipo de guerra”.

El saludo en el día de la fiesta de la mamá

En el saludar los miles de peregrinos que llenan plaza San Pedro, el Papa recuerda que ayer en Dublino han proclamado Beato el sacerdote jesuita John Sullivan, “buscado como padre de los pobres y de los sufrientes”. Por tanto un saludo particular a los fieles de la iniciativa “ Cochecitos vacíos, flash mob contra la natalidad que se celebra en Roma en el día de la fiesta de la mamá: “El futuro de nuestras sociedades por parte de todos, especialmente de las instituciones, un atención concreta a la vida y a la maternidad – sigue el Papa -. Y este llamamiento es particularmente hoy mientras se celebra, en muchos Países, la fiesta de la mamá”.
Por último, una pedida de oración: “Quedámonos unos instantes en silencio, cada uno rezando por su propia mamá”. El silencio baja en la plaza.

La visita a la Salus Populi Romani

Hoy por la primera mañana el Papa Francisco, como siemrpe después de cada viaje, se ha ido a la Basílica de Santa María Mayor, llevando como oferta un ramo de rosas blancas ante eli cono Maria Salus Populi Romani. Allí se ha quedado en oración silenciosa delante de la imagen de la Virgen por más de veinte minutos.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios