Venezuela: no más callarse

249
  • Italiano
  • English
alitalia

El tentativo de la oposición en Venezuela dedoblegar el odiado regimen de Maduro, ha fallecido de nuevo. Los muertos una vez más se han contado a decenas, mientras miles se han quedado heridos por la salvaje represión hecha por el gobierno. Ahora se espera en un moto internacional que socorra aquellos héroes de la democracía y de la civilización.

Pero hasta ahora todos se han quedado en silencio, hasta el volcánico Trump que debería decir algo para una región considerada su propio jardín. Tanta distracción hacia aquella parte del mundo es inexplicable, especialmente cuando crisis de aquel nivel están seguidas continuamente por la diplomacía y por la opinión pública mundial, listas para moverse en momentos como estos.

Así continúa el drama de Venezuela, estrecho en las garras de hierro de un Gobiernoque lo ha destrozado bajo cada punto de vista: moralmente, económicamente, democráticamente. El regimen ha producido un verdadero cataclisma desde cuando empezó a oprimir el pueblo con la presidencia Chavez. En los años, Caracas, de capital de primer orden de los asuntos, se ha transformado en central de coordinación de todos los gobiernos de la izquierda radical de América del Sur y en lugar de financiamento del terrorismo, no sólo regional.

Es suficiente ver quien fueron los consultores internacionales, antes de Chavez, luego de Maduro. Todos ideólogos de izquierda extrema – entre los cuales Tony Negri – llamados a escribir la constitución estafa hecha aprobar hace unos años. El regimen, fuerte de los yacimientos de petroleo “extrapesado” de la zona de Orinoco – de calidad comparable con el shale oil estadounidense – ha utilizado esta riqueza por una política extranjera insensata, y ha destruido enteramente, uno por uno, todo el sistema productivo y económico del País. Una pretensión “grandeur bolivariana” intestada abusivamente al “Libertador” Simon Bolivar. El caudillo que hizo autónoma gran parte del continente sudamericano al empezar del ‘800 desde España, de hecho era liberal. En cambio Chavez y Maduro sòlo son ejemplos del comunismo mundial. Como todos los regímenes de extrema izquierda hasta ahora conocidos, ha destrozado la economía de aquel País, deteniendo y matando los oponientes. Están lejanos los tiempos de los turistas Venezolanos que iban a Florida fuertes del Bolivar (la moneda nacional) por compras convenientes, dado que era una moneda hasta más fuerte del dólar. El actual ratio es de 1 dólar por 9.9875 Bolivar.

Esta degradación fue hecha posible por el despilfarro infinito de recursos no sólo para financiar las relaciones con otros Países parecidos, sino también por las continuas intervenciones interiores, declarados contra la pobreza, pero que en realidad fueron el estratagema para acapararse el favor del pueblo, al que más que ofrecer trabajo, consecuencia de políticas de inversiones virtuosas, se han ofrecido regalos en estilo panem et circenses.

Los italianos residentes en Venezuela son muchísimos de verdad, y en los tiempos mejores fueron el pilar más importante empresarial de aquella nación, en la época de verdad la más rica del continete del sur. Hace tiempo – mientras estaba ocupado en Caracas con las organizaciones anti Chavez – durante unas reuniones con ellos pude darme cuenta personalmente del drama que están viviendo sus empresas, ya colocadas en un contexto económico enrarecido. Muchos de ellos, sin perspectiva, quisieran volver a Italia, pero no pueden hacerlo. Efectivamente son libres de partir y trasladarse en su Paìs de origen, pero está prohibido vender sus propiedades y recolocar los ingresos en Estados diferentes de Venezuela. Así están obligados a permanecer allí y ver a sus propiedades descargarse progresivamente.

El deseo es que las autoridades italianas puedan ocuparse de ellos; hasta ahora el presidente Gentiloni se quedó en silencio pero se espera que diga unas palabras, a favor de quien lucha por la democracía, dentro toda esta sangre y represión, y sobre la condicción de muchos nuestros connacionales. Pero cómo esperar manifestaciones de indignación contra el regimen venezolano en la pequena Italia militante de las libertades civiles, sociales y democráticas, que hace unos años recibieron con internacionalismo Chavez en Milán, en un discurso grotesco de tres horas?

La única esperanza es una toma de posición fuerte por el Papa Francisco que pueda donar consuelo a aquel pueblo y lo pueda incitar a resistir a los golpeos de la dictadura. Hasta ahora se ha mostrado bastante cauteloso, no obstante debería saber más que otros los daños graves que el chavismo produción hasta ahora. Problemas que se afectaron también su Argentina, cuya ex presidente Cristina Elisabeth Fernandez de Kirchner, era  una ferviente seguidora del “Caudillo rojo sudamericano”.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta