El obispo de Melfi vuelve a hacer el misionero en Honduras Mons. Todisco en noviembre había manifestado su deseo al Papa que ha aceptado las dimisiones

191
  • Italiano

Hacer el misionero es prioritario frente al episcopado. Por esta razón mons. Gianfranco Todisco, obispo de Melfi, había presentado al Papa Francisco sus dimisiones que ha aceptado hoy.

“Imagino su estado de ánimo en enterarse de la noticia de mi regreso en misión y, en consecuencia, de mi renuncia como Obispo de esta diócesis, que por 14 años fue mi nueva familia que el Papa Juan Pablo II, hoy Santo, me dio – ha escrito mons. Todisco a los fieles de su Iglesia – Comprendo su estupor, exactamente como lo advertí el 9 de diciembre de 2002, cuando fui convocado en Nunciadura para comunicarme la designación como su Obispo. En la carta que escribí al Papa Francisco el 7 de noviembre de 2016, “nunca imaginé ni deseé este papel. Lo acepté, porque siempre vi en las decisiones de los superiores la voluntad de Dios”. Aunque hice el esfuerzo de vivir el ministerio episcopal con espíritu misionero, después de la experiencia de 21 años antes en Canadá y luego en Colombia, el deseo de volver en misión se hacía cada día más urgente. Las continuas invitaciones dirigidos a nuestros sacerdotes de utilizar unos años de su ministerio, en Suiza o en América Latina, donde escasea el clero, demuestran mi particular atención a un problema que es de importancia capital para la Iglesia: anunciar el Evangelio a todos, especialmente a los lejanos”.

Mons. Todisco tiene 71 años y permanecerá administrador apostólico hasta el final de junio, fecha dentro de la cual debería llegar su sucesor. Luego debería traslarse en Honduras. “Si al regresar en Melfi – ha escrito aún – me sentìa recargado por el testimonio alegre de muchas hermanas y hermanos que, a pesar del pasar de los años, seguían permaneciendo en la brecha, aumentaba mi inquietud de “volver en misión, también como simple presbitero“. Son las precisas palabras que escribí al Papa Francisco, añadiendo también que “estoy dispuesto a ir donde quiera Ella considerará oportuno enviarme, también en los lugares más lejanos y problemáticos, en las ‘periferias’ de la Iglesia que continuamente Ella nos recuerda no descuidar”. Un par de semanas después de enviar la carta, el Papa Francisco me respondió con un breve billete: “Querido hermano, hoy he leído tu carta del pasado 7 (de noviembre). Muchas gracias, Me hizo bien. Lo consideraré, rezaré y buscaré una respuesta ‘concreta’. La respuesta no se hizo esperar. El 13 de diciembre siguiente, el mismo día en que hace 14 años se había comunicado oficialmente mi desiganción como Obispo, el Papa Francisco me llama por teléfono y me pregunta si aún estaba dispuesto a partir. Contesté que sí. Os dejo imaginar la emoción pero también la felicidad de volver en misión”.

“Alguien – admite Todisco – podría pensar que, tras de este deseo mío de volver en misión, se esconde algunas otras motivaciones relacionada con dificultades, insatisfacciones o deseo de ‘cambiar de aire’Nada de esto. El verdadero y único motivo de mi petición al Papa Francisco siempre fue lo mismo: dedicar a la misión todas mi energías que, a pesar de la edad, aún son buenas y aún pueden hacer mucho bien”.

Los obispos lucanos, en una nota, han expresado “fraternalmente los sentimientos de agradecimiento por los 14 años de su servicio episcopal” y “por cómo él ha interpretado su contribución en la comunión y colaboración que ha caracterizao el camino de las diócesis lucanas, en la conducción de las comisiones pastorales y en la compartida de las elecciones hechas en los varios ámbitos”. Los obispos han manifestado también “el sentido de agradecido estupor por la decisión de Mons. Todisco de querer regresar con renovada generosidad al servicio misionero poniéndose en las manos del Santo Padre, donde está necesario en mayor medida”.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios