Depresión, el asesino silencioso

161
  • Italiano
  • English
depressione

Más de 300 millones de personas en el mundo sufren por depresión. Una enfermedad silenciosa, que desgasta interiormente, llevando al auto marginación o, en los casos más graves, al suicidio. A esta patología la Organización mundial de la salud (Oms) ha dedicado la edicción 2017 del World Health Day, que se celebrará el próximo 7 de abril.

Un mal difundido

El alarma no está injustificado porque la depresión tiene una incidencia mayor de lo que se puede pensar. Los datos que ofrece la misma Oms son muy preocupantes: los enfermos son acerca 322 millones (igual al 4,4% del la entera población del mundo). La patología causò casi 800 mil suicidios en 2015, un porcentaje aumentado del 20% en los últimos 10 años. Afecta sobretodo las mujeres: 5,1% a nivel mundial, contra el 3,6% de los hombres y constituye la segunda causa de muerte entre los jóvenes entre 15 y 29 años. Se trata, por tanto, de manera inequivocable, de datos inquietantes e inaceptables a que hay que remediar con decisión y con extrema urgencia. El tema es muy amplio y aún en fase de estudio, por las numerosas y pesadas repercusiones a nivel mental y físico que puede llevar; conocida desde la antegüedad, capaz de afectar a cualquiera, no permite, por ahora, descubrir las causas insurgentes.

Conciencia

En los últimos años hubo una gradual “aceptación” del mal, acompañada por una menor reticencia en enfrentarlo. Esta evolución en positivo se ha relacionado tan con los enfermos, tan el ambiente médico, como la colectividad convertida en más sensible y comprensiva, limitando aquella tendencia a la margionación que mucho puede influir sobre la patologìa. Las estimas sobre la difusión y la intensidad aún podrían ser socavadas, de hecho, por una menor apertura hacia la declaración del malestar.

Hablar es la primera cura

El eslógan que acompaña la edición slogan 2017 del world health day es “Depresión: hablamo de esto”. El Oms, de hecho, quiere solicitar el diálogo y el apertura de los mismos sujetos involucrados o en fase de enfoque para que se puedan abatir todas las barreras mentales y los prejuicios que inhiben la cura y la pedida de asistencia. El pedir ayuda no hay que ser, precisamente, considerado un acto de que avergonzarse. Las charlas y las polémicas escuchadas por años, relativas al fenómeno, tienen que dar paso al verdadero diálogo y a la comunicación preventiva.

Casos

El sitio europeo del Oms nombra también unos ejemplos positivos para demonstrar cómo se puede combatir esta enfermedad. Habla de una campaña empezada en 2008 en Inglaterra, a través del Servicio sanitario Nacional, llamada “Mejorar el acceso a las terapías psicológicas”, que ha interesado un millón de ciudadanos. Después de 4 años, 680 mil personas han terminado integralmente el ciclo de tratamiento y, de estas, se ha recuperado un porcentaje sobre el 45%, reflejando las optimistas previsiones de comienzo.

La batalla se puede ganar

El Oms sostiene desde siempre que erradicar esta enfermedad es posible y reitera la necesitad de trabajar en esta dirección. La fecha del 7 de abril, en consecuencia, tiene que constituir una ocasión única para sensibilizar las instituciones, los medios y los ciudadanos hacia esta patologia psicológica así relevante (a menudo minimizada o tratada de manera confundida, parcial y fragmentado), ofreciendo el material informativo necesario y de amplio espectro. También por la depresión, los verdaderos enemigos son formados por la indiferencia, por la subvaloración y el silencio.

El acontecimiento

El Día Mundial de la salud se celebra el 7 de abril de cada año. La fecha elegida no es casual porque el Oms – con sede en Ginebra y con 193 Estados miembros – ha empezado sus trabajos el 7 de abril de 1948. El objetivo del agencía Onu es lo de promover el amejoramento de la salud, en sentido físico y mental, de toda la población mundial. En 2016 el acontecimiento fue dedicado al diabetes, en 2015 a la seguridad alimentar.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios