NO SEXO, SOMOS JÓVENES

1541
  • Italiano
  • English
giovani

Las redes sociales aumentan la interacción interpersonal pero destruyen aquella personal, entendiendo con esto la relación directa hombre/mujer. Un estudio de diferentes universidades americanas (San Diego State University, Universidad de Texas en Austin, entre las otras) publicado en la revista “Archives of Sexual Behavior”, ha elaborado datos preocupantes relacionados con EEUU: en 1990, los americanos de media hacían sexo acerca 60/65 veces cada año; en 2014, la frecuencia ha dismunuido a acerca 53 veces cada año, un poco menos de una vez a la semana.

Las razones

A la base de la reducción de las actividades sexuales hay por supuesto diferentes factores: un mundo que vio aumentar las personas que viven en soledad, la disgregación de las familias, la imposibilidad de encontrar trabajo en el lugar en que se nació,la falta de una relación estable. El porcentaje de americanos solteros entre 18 y 29 años ha aumentado al 64% en 2014, desde el 48% registrado en 2005.

Reducción del deseo

Pero la situación es dramática también y sobretodo entre las parejas casadas o convivientes, y por tanto el razonamiento se hace mucho más complejo: en 2014 tuvieron actividades de media 56 veces por año, mientras en 1989 la media se fijaba en 67 por año.

Específicamente, el ensayo ha analizado los cuestionarios cumplimentados para el General Social Survey de Chicago por acerca 26 mil estadounidenses entre 1989 y 2014, dividiendo la población en cinco niveles: la Silent Generation, nacida durante o poco antes de la Segunda Guerra Mundial, los Baby Boomer de los años ’50-’60, la Generación X de los años ’70, los Millennials (entre 23 y 37 años) y los iGen (entre 18 y 22).

Jóvenes más castos

Contrariamente a lo que se podría pensar, las generaciones más jóvenes son de medua más castas. En particular el 15% de los Millennials ha contestado no haber tenido ni siquiera un encuentro sexual en el año precedente, contra el 11,2% de la Generación X y está más bajo también el porcentaje de quien declara al menos un acto sexual por semana.

Queriendo analizar el fenómeno, la primera respuesta, es la invasión de oferta pornográfica a través del web, completamente gratuita y tristemente autocomplacido. Per el ensayo ha definido otro y más grave problema: según los investigadores, una razón podría ser, al menos para los treintañeros, una reducción genérica de la felicidad.

Relaciones poco satisfactorias

Las relaciones no son más satisfactorias también porque no son vividas más llenamente. Mark Regnerus, profesor adjunto de sociología en la Universidad de Texas en Austin, subraya que es fácil ver parejas cenando atacadas cada uno a su smartphone y cuanto esto tiene seguramente consecuencias también en la vida sexual de la pareja.

La subida de las redes sociales, pero también de las series tv en streaming, culpables de invadir el tiempo libre, encolan los jóvenes en su mundo, impidiéndole abrirse a la realidad, desminuyendo los contactos reales y por tanto, de cascada, las relaciones. También de amor. Anche d’amore.

Ancianos activos

Paradójicamente la tendencia si invierte con el ancianidad. A 80 años se hace más sexo y con satisfacción mayor que a 50. Esta vez a revelarlo es un informe de la University of Manchester publicada por el Times de Londres. Según el ensayo, realizado en una muestra de 7 mil personas de 50 años y más, las personas de ambos los sexos sobre los 80años tienen una vida sexual “mejor” que cuando tenían 50 años.

En particular, las mujeres alcanzan más fácilmente un estado de excitación y los hombres se sienten más “obligados” a satisfacer su partner. En absoluto, la encuesta aforma que, sobre los 85 años, un cuarto de los hombres y una mujer cada diez son “sexualmente activos”. En fin, Insomma, mientras haya vida hay esperanza

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta