Un mil millones de personas sin agua potable, Onu: “No al derroche” Es África Subsahariana la región más afectada por el fenómeno. Las Naciones Unidas promoven el reciclado de las aguas residuales

382
  • Italiano
acque

Casi un mil millones de personas (923 millones por precisión) no tiene acceso a fuentes seguras de agua potable: 319 millones de habitantes de África Subsahariana (el 32% de la población), 554 millones de asiáticos (el 12,5% de la población), y 50 millones de sudamericanos (el 8% de la población) no tienen acceso a fuentes de agua potable segura. A revelarlo, en ocasión del Día Mundial del Agua, es el World Water Council (Wwc).

África sedienta

Entre estas regiones, Papúa Nueva Guinea tiene la disponibilidad menor (sólo el 40% de los habitantes tiene acceso a fuentes de agua limpia). Siguen Guinea Ecuatorial (48%), Angola (49%), Chad y Mozambique (51%), República Democrática de Congo y Madagascar (52%), y Afganistán (55%).

Gastos

En el mundo, el coste total de la inseguridad de los recursos hídricos sobre la economía mundial se estima en 500 mil millones de dólares cada año. Si a este dato se añade el impacto ambiental, la cifra crece aún hasta llegar al 1% del producto interior bruto global.

El llamamiento

Wwc pide, por tanto, a todos los gobiernos centrarse en los problemas relacionados con los recursos hídricos y destinar una parte importante de su gasto para garantizar a todo el planeta el acceso a fuentes de agua segura, ya que actualmente el 12% de la población mundial no tiene acceso a fuentes de agua limpia y qye 3,5 millones de muertes cada año son imputables a enfermedades relacionadas con el agua.

La importancia del reciclado

La Organización de las Naciones Unidas, por su parte, en el informe “Aguas residuales: el recurso inexplorado” – presentado en Durban, en África del Sur – mira a sensibilizar la opinión pública internacional sobre el asunto del reciclado. Según el informe las aguas residuales, una vez tratadas, podrían demonstrarse de enorme importancia, “capaces de satisfacer la creciente pedida de agua dulce y de otras materias primas” delante de limitados recursos hídricos y de un ecosistema frágil. Las aguas residuales son “una preocupación sanitaria y ambiental”, porque un porcentaje considerable es todavía introducida en el ambiente sin ningún proyecto de recogida o de tratamiento, “sobretodo en los Países de renta baja, que en media tratan apenas el 8% de los residuos domésticos e industriales, frente al 70% de los Países de renta alta”. Recordando que entre los objetivos del Agenda 2030 para el desarrollo sostenible (suscrito en 2015 por los gobiernos de los 193 Países miembros de Onu) hay lo de reducir a la mitad las cantidades de aguas residuales no tratadas y de aumentar el reciclado de aguas seguras, el informe sugiere “una mejor gestión reduciendo la polución a la fuente, la eliminación de las sustancias contaminantes por los flujos de aguas residuales, el reciclado de las aguas depuradas y la recuperación de subproductos útiles“.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios