UN TAXI CON LAS ALAS

246
  • Italiano
  • English
taxi

En el centro de la Silicon Valley inventan productos high-tech cada día. Pero nadie, a nivel mundial, aún ha resuelto uno de los problemas más grandes que fastidia las grandes metrópolis y provoca polución a niveles peligrosos (más de estrés terribles a las personas): el tráfico en hora punta. La idea vino a quien aquel tráfico lo sufre cada día. En la bahía de San Francisco, de hecho, los atascos son omnipresentes. El desplazamiento de la Silicon Valley a San Francisco cada manana prevee al meno una hora y media de cola.

Atorados

Los problemas de viabilidad son siempre más agudos en los centros urbanos con la tendencia a hospitar los diez millones de habitantes. Como la metrópolis brasileña de San Pablo, que tiene un nuevo récord establecido en 2014: en las carreteras alrededor de la ciudad, el tráfico en hora punta se extendía por 344 kilómetros. Según un estudio, estos enormes back-up en Sao Paulo cuestan al economía brasilena al menos 31 mil millones cada año; otro estudio ha descubierto que los habitantes de Londres pierden el equivalente de 35 días de trabajo cada año al mínimo en el tráfico. La situación está aún peor en ciudades como MumbaiManila, o Tokyo.

Proyectos

Los expertos de Airbus por tanto han pensado en desarrollar tres proyectos ambiciosos que tienen como objetivo aliviar los atascos urbanos. Aunque cada iniciativa es diferente, la compartida de las conociencias a través de las iniciativas es una realidad. El proyecto de que hablamos se llama Vahana y consiste en un aeronave teledirigida desarrollado para el transporte en breves distancias de una persona o de mercancías, en práctica una especie de taxi en el cielo. A desarrollarlo fue Zach Lovering junto a su grupo de ingenieros.

Requisitos

Vahana es un nombre sánscrito neutro (lett. “montura”, “vehículo”) con que se indican, en la mitología y en la iconografía indias, aquellos animales que tienen la función de símbolo y vehículo  de las diferentes divinidades. Las idéas que han llevado a la elegida de la conformación final del mini avión fueron muchas. El grupo de técnicos tuvo que evaluar cuál podìa ser el modelo mejor para las exigencias del proyecto. Los requisitos para el taxi volante eran la predisposición para un único pasajero, la propulsión eléctrica y un coste de realización relativamente bajo, para hacerlo realizable también a gran escala. Al final se ha elegido una tecnología a medio camino entre un helicóptero y un avión de alas fijas.

Al trabajo

La parte más exigente es la de la realización del motor, de las baterías necesarias para el autonomía del aeronave y de todos los equipos para el vuelo, pero se trata de todos modos de tecnologías que ya están disponibles. Siendo a conducción autónoma, además, el mini avión tendrá también una tecnología “sense and avoid” que ya se utliza en los coches, pero que aún no se ha desarrollado para el vuelo; prácticamente se trata de un sistema de anticolisión capaz de individuar los eventuales obstáculos y evitarlos.

Inovación

El recurso a este nuevo medio de transporte será parecido al car sharing, explican en AirBus, con la prenotación en la hora deseada, ojalá a través de una específica app para smartphone. La única diferencia frente a los taxis en cuatro ruedas, será el camino preestablecido; este aspecto, de hecho, permitirá a varios mini aviones de compartir sin riesgos el espacio aereo aéreo. Los medios del proyecto Vahana, por tanto, seguirán tratas fijas de las cuales de podrán alejar sólo si se ponga en marcha el sistema de anticolisión para evitar eventuales obstáculos.

Seguridad

Siempre en tema de seguridad, en el caso de falla del medio entrará en funcionamento, también a baja altura, un paracaídas balístico, es decir instalado directamente en el avión – un sistema ya utilizado por ejemplo en los ultraligeros. Obviamente tampoco serán necesarias las pistas de aterrizaje, porque los mini aviones preveen despegue y aterrizaje en vertical, exactamente como los helicópteros, gracias al utilizo de rotores elctricos capaces de configurarse en base a las diferentes fases de vuelo.

Los tiempos

Hablamos de ciencia ficción, lejana en el tiempo, buena por si acaso para las próximas generaciones? No. En Airbus están convencidos: “Dentro de apenas diez años – está escrito en el sitio oficial del proyecto – podríamos tener productos que en el mercado revolucionan desplazamientos urbanos para millones de personas”. Pruebas de vuelo del primer prototipo de vehículo están en programa para el final de 2017. Una vez el taxi se tomaba levantando un dedo por la calle, hoy, con el mismo dedo, bastará hacer un clic en un app. Bienvenidos en el futuro.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta