Una comunidad de vecinos recauda 50.000 euros en menos de una hora

46

Un edificio de Barcelona se ha convertido en la primera comunidad de propietarios de España que se financia con crowdlending. Es decir, sin necesidad de pedir dinero a un banco o una entidad financiera tradicional.

Concretamente, ha conseguido reunir 49.600 euros para implantar medidas de eficiencia energética. Entre otras, sustituir las calderas atmosféricas que, después de 40 años de uso, habían llegado al final de su vida útil, por otras dos nuevas calderas de condensación más eficientes.

Esta operación, llevada a cabo a través de la plataforma de financiación colectiva ECrowd!, se cerró en menos de una hora gracias a la participación de 56 pequeños inversores, que a cambio pasarán a cobrar 36 pequeñas cuotas mensuales formadas por capital e intereses (en este caso el 5,50% anual sobre el capital pendiente al principio de cada mes).

Según ECrowd!, “hay muy pocas noticias de comunidades financiadas por bancos”. “Las pocas operaciones que conocemos han sido al 7% de interés y condicionadas a cambiar los seguros de la comunidad por los del mismo banco, cosa que encarece más aún ese préstamo”, puntualizan.

Rentabilidad previsible

“A diferencia de algunas plataformas de crowdfunding inmobiliario que invierten en empresas que compran inmuebles con el objetivo de obtener plusvalías por su venta futura sin un rendimiento cierto, el modelo de crowdlending de ECrowd! es en forma de préstamos colectivos para financiar inversiones sostenibles y con una rentabilidad previsible, ya que se conoce de antemano el plazo y el tipo de interés”, asegura Matthieu van Haperen, fundador y CEO de esta plataforma, que ya ha financiado 30 operaciones por un total de 1,6 millones de euros sin ninguna incidencia de cobro.

ECrowd! selecciona proyectos de inversión concretos, con los que se consiga una rentabilidad previsible y que además hagan que se implante una tecnología nueva y eficiente en sustitución de otra más antigua y contaminante. “Si además algunos de los inversores que participan en el préstamo forman parte también del colectivo beneficiado por el proyecto, llegamos a la situación ideal: las inversiones “Kilómetro cero”, dice Van Haperen. Un ejemplo serían inversiones en ahorro energético en comunidades de propietarios, en los que parte de los mismos vecinos participara en la financiación del proyecto.

Esta comunidad de 33 vecinos de la calle Balmes de Barcelona, que ya fue pionera en la implantación de energía solar térmica comunitaria en 2011, ha abierto un camino por el que cientos de comunidades de propietarios pueden ya financiar sus inversiones para ahorrar energía y dinero. Para ello, ECrowd! ha diseñado un modelo de financiación a medida, contando con el apoyo de la comunidad, el administrador de fincas, el instalador y el propio ayuntamiento.

Fórmula que facilita las subvenciones

Se trata de un modelo replicable en otras ciudades compatible con las ayudas públicas. De hecho, existe una línea de subvenciones del Ayuntamiento de Barcelona, de hasta el 50% del importe de las inversiones para ahorro energético, pero que obliga a las comunidades a tener que pagar dicha inversión para recibir la ayuda a los 90 días de la puesta en marcha de la instalación. Razón por la cual muchas comunidades no se deciden a realizar estas medidas.

“Tras ponerse en contacto con nosotros el instalador de esta comunidad, estudiamos el caso con los técnicos municipales y con nuestros abogados. Estructuramos un préstamo a tres años, ya que en ese plazo ya se habría recuperado la inversión con los ahorros generados. Finalmente, la comunidad acordó hacer la inversión y solicitar el préstamo, además de optar a la subvención del Ayuntamiento”, explican desde ECrowd! Bastó una hora desde la publicación del proyecto en la plataforma web para recaudar el dinero.

Con el préstamo colectivo, los inversores han financiado el 100% de la inversión, y la comunidad ha cedido a ECrowd! el cobro de la subvención, que se destinará íntegramente a la amortización anticipada de la mitad del préstamo.

Mientras, el presidente de esta comunidad de Barcelona, Carlos Franqués, se muestra satisfecho por haber conseguido la financiación en tiempo récord y sin necesidad de que medie ningún banco. Desconoce si alguno de sus vecinos está entre los 56 inversores, pero cree que este proyecto es una historia de éxito que pronto será replicable en otras ciudades. Y es que, el crowdlending puede ser la vía para aquellas comunidades de propietarios que no disponen de suficiente liquidez para acometer una rehabilitación del edificio.

Sacado de “El Mundo”

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios