EL AMBAJADOR: “ASÍ ES PORQUE MÉXICO NO TEME A TRUMP”

1051
  • Italiano
  • English
sdr

“Es mi opinión personal pero pienso que la política adoptada por el presidente Trump sobre la inmigración llevará beneficios a México porque nos permitirá cortar un cordón umbilical que por muchos años nos impidió mirar a otras fronteras”. Lo ha afirmado el ambajador mexicano en Italia, Juan José Guerra Abud, durante el forum promovido por Mediatrends, el observatorio especializado sobre América Latina, a que han participado también el ambajador de Chile Fernando Ayala, el portavoz de S. Egidio América Latina prof. Gianni La Bella y el correspondiente del Wall Street Journal Francis Rocca.

Un millón de fronterizos

El razonamiento del diplomático mexicano ha sido muy realista: “El fenómeno migratorio es antiguo – ha dicho – Cada día más de un millón de personas atraviesa la frontera entre Estados Unidos y México. Para hacer una comparación, llegan a Roma cada año 35 millones de turistas. Pasan la frontera cada día 300.000 vehículos, de los cuales 70.000 camiones para el transporte de mercancías. Por qué hay un flujo migratorio tan imponente? Simplemente porque en Estados Unidos hay trabajo, hay empresarios que crean servicios que pero serían imposibles sin los inmigrantes”. Y ha recordado que en ocasión de la manifestación “Un día sin latinos”, muchos resatutantes y hoteles fueron obligados a cerrar: “Así es porque a los Estados Unidos necesitan los migrantes”.

“México está contra la ilegalidad”

Guerra se ha referido también a la inmigración clandestina: “México no quiere la ilegalidad – ha subrayado – Hay que respetar las leyes de los Países en que se emigra. Si Estados Unidos quieren deportar los ilegales, qué lo hagan siempre que todo se haga con pleno respeto de los derechos humanos”. También ha añadido que el flujo neto de los migrantes hacia EEUU está diminuyendo: “Son muchos los mexicanos que están volviendo, gracias a la política del presidente Peña Nieto que ha llebvado a la creación de un millón de puestos de trabajo”. Al contrario, está aumentando la inmigración desde el Centro y Sur América. “Crear oportunidades de trabajo en los Países de origen es la mejor manera para que permanecen allí en su casa” ha dicho Guerra. Que luego ha evidenciado la importancia de la colaboración comercial entre México y Estados Unidos: “Trump dice que el acuerdo Nafta es demasiado penalizador oara EEUU pero – ha subrayado – en 2015 México ha adquirido bienes por Estados Unidos por 235.000 millones de dólares, más que China, Japón, Corea del Sur y Tailandia juntos. El deficit comercial hacia México es más o menos de 70.000 millones, muy inferior a lo con China igual a 367.000 millones de dólares”. O sea, la política proteccionista y el superamento del libre intercambio comercial de largo plazo no serían una ventaja.

Narcotráfico y corrupción

No ha faltado un tortazo por lo que se refiere al narcotráfico: “Tenemos problemas con la droga – ha admitido – y con la corrupción. Pero quien se acuerda del hecho de que EEUU son los mayores consumidores? Asistí a un debate preelectoral entre Trump y Clinton: ambos han hablado de narcotráfico pero nadie ha mencionado programas para contrastar el consumo de droga. Una doble  moral que no aguanta”. Por fin el muro: el ambajador Guerra ha reiterado que “quienquiera puede reestructurarse casa pero no puede pretender que sea el vecino a pagar. No tenemos miedo: México tiene grandes calidades y las haremos valer”.

La posición de Chile

Aún más drástico el ambajador chileno Ayala según el cual la visión de Trump es la que de cualquier manera era de Kissinger: una globalización que demuestre la egemonia de EEUU, aún más marcada después de la caída del muro. Una egemonia ejercida a través de la organización del mercado. “Pero – ha subrayado – no hay que olvidar que los migrantes mantienen bajos los salarios y hacen los trabajos más humildes. Los Estados Unidos tienen necesitad de ayuda en la lucha contra el narcotráfico y en la cooperación militar stan para la seguridad como porque los Estados suramericanos compran arams por EEUU. Como ha dicho el ex presidente Lagos, todos tenemos que estar unidos para hacer frente al amenaza hacia la buena convivencia por este gigante del Norte”. Ayala por último ha evidenciado cómo los miedos del pasado (guerra nucleare, comunismo, guerra fría) han sido sustituidas por otros miedos, crecidas después del ataque de 11 de septiembre: “Es el miedo de la crisis del bienestar, de la migración que pone en peligro el futuro de las jubilaciones, de los servicios sociales. Una dialéctica del miedo” que se explota fácilmente para conquistar el electorado.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios