HITLER Y LO OCULTO

1602
  • Italiano
  • English
hitler

La historiografía oficial nunca hizo un análisis religiosa sobre Alemania nacionalsocialista. Los estudios sociales económicos y políticos aunque importantes no son suficientes a dar una explicación exhaustiva de aquella página negra que es la Shoah. El material sobre el ocultismo es considerable y sintetizarlo resulta casi una tarea. El nacismo se puede considerar una  doctrina demoníaca? La respuesta puede ser afirmativa. De hecho se hablaba de un Nuevo Orden, compuesto por la élite de los alemanes, los que formaron las SchutzStaffel. En este cuerpo especial se practicaba el ocultismo (y era también una investidura. Unos profesionales hacían parte de las SS, esto servía para controlar todos los sectores sociales.

Esoterismo

La ideología nacista es fructo de un entrelazamiento de doctrinas esotéricas pertenecientes a la cultura ancestral nórdica abrazada por una serie de seguidores que promovieron ideas antisemitas como A. Lanz, autor de la revista Ostara, que promovió el concepto delirante de la “purificación eugenética” y la obligación de tener relaciones sólo entre los arios. Según Lanz habían dos posibles soluciones para los Hebreos: la deportación en Madagascar o mejor aún el Holocausto, entendido como sacrificio ritual a la divinidad pagana. El no-ario tenía que ser eliminado y los dioses harían premiado los arios purificados, volviendo a dar a ellos la energía inmortal llamada “Vril”.

La pureza de la raza

Intentamos comprender mejor el mito de la “raza pura” o aria. Según la leyenda este pueblo superior con características semi-divinas descendía directamente de Atlantis y dominaba el mundo, antes de ser corrupto a causa de las uniones con las razas inferiores. Los descendientes de los arios habían estado individuados en Tibet, de hecho Hitler mandó hacer unas expediciones en Asia y los tibetanos fueron las primeras cobayas de los nacistas con el pretexto de estudiar sus características físicas.

Simbolismo

Los elementos esotéricos nacistas ya se notan por sus uniformes rigurosamente negras, con un cráneo en el sombrero, el Totenkopf, que aludía al poder del “Orden Negro de las SS”, este emblema era una llamada al pasado a las unidades militares de Alemania imperial. Para entrar en el cuerpo de las SS ningún alemán podía tener familiares hebreos y era necesario sotometerse a rituales mágicos de iniciación. En el complejo Megalítico de Externsteine, hay una tumba excavada en la piedra en que los iniciados SS tenían que transcurrir una noche, rezando un mantra para alcanzar un estado de éxtasis trascendental y transformarse en el Hombre Milenario, una especie de muerte mística.

Rituales

En el Castillo de Welwesburg con el máximo secreto, los rituales mágicos eran practicados por Hitler y altos mandos conducido por unas sectas y ocultistas, todo esto para construir la subida del reino ario que habría durado según el Fuhrer 1000 años. Una práctica oculta era el “bautismo de las banderas” es decir un ritual de unión, en que los iniciados respiraban el humo provocado por el fuego de una bandera bautizada por Hitler mismo, empapada con la sangre de los primeros muertos del regimen. Es obvio que estas técnicas eran útiles para plagiar la conciencia de los adeptos. La “manipulación mental” bloquea la racionalidad y el juicio, y es un sistema utilizado por las sectas de hoy.

Las sectas

Entre las sectas involucradas en el nacismo se puede recordar la Sociedad del Sol Negro (Scharze Sonne), fundada por el mismo líder Himmler. Un grupo esotérico que utilizaba técnicas ocultístico-satánicas reptilianas e intentaba recuperar el poder oculto de las serpientes, es decir cambiar la materai en un  poder o una entidad. El símbolo, que se inspira a la Tabla Redonda y a la Esvástica, era una rueda con 12 rayos, número que indica el renacimiento iniciatico más que ser una representación simbólica del zodíaco.

Otra sociedad esotérica importante era la Thule-Gesellschaft, nacida por Rudolf von Sebottendorff, un adepto que se había formado en Turquía. Los miembros iban en los bosques o cerac de los torrentes para sus rituales de ocultismo, sostenían poder entrar en comunicación con los superhombres a través de la telepatía y fue este grupo a crear el Partido Nacista (Nsdap) en 1920. El símblo de la Thule era la esvástica antihoraria.

Vril

Por último había también la sociedad secreta de la Vril, término ya mencionado que indicaba la energía inmortal. Ella también estudiaba la origen de la raza aria, los componentes de estas sectas se creían los depositarios de un antigua sabiduría primordial. El símbolo de esta última secta era una joven mujer con el pelo larguísimo en una cola de caballo, representante la fuerza mediánica: el pelo serían de hecho antenas mágicas. La guía era la medium Maria Orsitsch, que también practicaba la magia sexual y sostenía recibir mensajes y dibujos por los Ajenos Arios de Alpha Tauri, de los cuales hubiera descubierto que la población estaba dividida en “Divino Pueblo de la Luz”, es decir los arios altos rubios con ojos azules y las razas degeneradas geneticamente.

El dibujo

Las Sagradas Escrituras ponen en guardia por el maligno, un enemigo que seduce el hombre sólo para destruirlo. Hipotizar y realizar el exterminio de sus propios parecidos abominable, sólo satán puede sugerir un pensamiento tan aberrante. A través del análisis religiosa surge esta “locura” de Hitler, un hombre cuolto que curaba atentamente sus discursos y encantaba el pueblo a través de aquellos majestuosos desfiles militares, un experto de la estética del mal, completamente corrupto por su elegida por el demonio. El III Reich fue un asunto antes de todo moral y religioso, la lucha entre las dos cosmovisiones, es decir la visión de una vida con Dios y aquella de un mundo sin Dios.

Se comprende así que el antisemitismo desgraciadamente aún hoy, es una instigación constyante y diabólica, porque Israel es el recuerdo constante del At al mundo y el III Reich es un advertencia que el horror puede pasar de nuevo.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios