El chavista Maikel Moreno, nuevo presidente del Tribunal Supremo

37

Nada cambia en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que vuelve a quedar en buenas manos revolucionarias. La Sala Plena del alto tribunal ha elegido este viernes a Maikel Moreno para sustituir a Gladys Gutiérrez, un cambio diseñado desde el Palacio de Miraflores. Maduro contó con el magistrado durante su etapa al frente de la cancillería venezolana.

Moreno se desempeñaba como primer vicepresidente del máximo tribunal y como presidente de la Sala de Casación Penal. Es abogado y doctor en Derecho Constitucional. La Sala Plena también eligió a la magistrada Indira Alfonso Izaguirre como primera vicepresidenta y al magistrado Juan José Mendoza, como segundo vicepresidente.

En la elección ha pesado más la fidelidad al poder bolivariano del magistrado que su pasado tumultuoso y su presente polémico, como uno de los chavistas más destacados entre la beautiful people revolucionaria. Moreno enfrentó un proceso judicial en 1989 y fue condenado por asesinato, mientras cumplía labores como oficial de la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip). Fue destituido y encarcelado, pero en 1990 obtuvo un beneficio procesal. Tres meses después ingresó al Poder Judicial como secretario de un juzgado en Caracas.

Su fidelidad a la revolución se confirmó al convertirse en el abogado defensor de los llamados “pistoleros de Puente Llaguno”, radicales que dispararon contra la marcha opositora en abril de 2002 en los hechos violentos que antecedieron al golpe de estado fracasado contra Hugo Chávez.

El TSJ y su medio centenar de sentencias se han convertido en el más contundente martillo contra la Asamblea Nacional, a la que declaró en desacato, y contra la oposición. Moreno representa la línea continuista, por lo que se espera que el poder judicial no cederá ni un centímetro en el acoso y hostigamiento contra la Unidad Democrática y el Parlamento.

La vida personal de Moreno (50 años) también es polémica. El juez contrajo nupcias el año pasado en la elitista Casa de Campo de La Romana (República Dominicana) con Deborah Menicucci (25), Miss Venezuela Mundo 2014. Ambos celebraron el fin de año en París, pese a la crisis que devora a Venezuela.

Sacado de “El Mundo”

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios