Macri: “Argentina comenzó un cambio histórico” El presidente argentino es recibido en España con una ovación de todas las Cortes, salvo Podemos

93

Mauricio Macri empieza a recibir el espaldarazo político que ha venido a buscar a España. Ahora falta la parte más importante del viaje de cuatro días que ha iniciado este miércoles: lograr inversiones de las empresas españolas. El presidente argentino fue recibido con todos los honores del nuevo protocolo de la Casa Real que se inaugura con él y que incluye un desfile militar a su llegada al Palacio Real, algo que no se había hecho nunca en una visita de Estado. Después, fue agasajado también por todo lo alto en el Congreso de los Diputados, donde lanzó su primer mensaje político de la visita en un breve discurso, que a algunos diputados les pareció con poco contenido político: “Hace 14 meses, Argentina comenzó un cambio histórico. Queremos llegar a pobreza cero, porque un tercio de los argentinos aún viven en la pobreza y eso es inaceptable, acabar con el narcotráfico y unir a los argentinos, esos son nuestros tres objetivos”.

Macri recibió el apoyo de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, que hizo un discurso sobre los lazos históricos de los dos países y reivindicó que Argentina “ha mostrado la fortaleza del sistema democrático”. El presidente argentino va a encontrar mucho apoyo a sus políticas en el Gobierno español. “Argentina ahora es un país en marcha”, comentó a EL PAÍS el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, poco después del discurso de Macri. Ambos, viejos conocidos de cuando estaban en la oposición, se reunirán este jueves y ofrecerán una comparecencia conjunta. Ministros y altos funcionarios de los dos gobiernos insisten en que la relación es inmejorable, aunque falta por concretar las inversiones porque aún hay mucha desconfianza con Argentina y los datos económicos no son aún lo buenos que se esperaban cuando Macri llegó al Gobierno hace un año y dos meses.

El presidente argentino recibió un prolongado aplauso de los diputados y senadores puestos en pie con una excepción: Podemos y ERC. Sus diputados se levantaron, pero no aplaudieron y mostraron así su rechazo a las políticas liberales en Argentina. Podemos está especialmente enfrentado a Macri y uno de sus diputados le entregó una carta en la que exigen la liberación de Milagro Sala, una dirigente kirchnerista encarcelada hace más de un año de manera preventiva por presunta corrupción —varias organizaciones internacionales han reclamado su liberación e incluso lo ha hecho la Organización de Estados Iberoamericanos—. Irene Montero, la portavoz de Podemos, saludó a Macri con una camiseta en la que pedía la libertad de Milagro Sala.

Íñigo Errejón, que tiene mucha relación con Argentina, hizo el saludo peronista -los dedos en “v” de victoria- mientras hablaba el presidente argentino, y poco antes había tenido una intervención parlamentaria muy dura, que causó mucho impacto en el país austral, en la que criticaba la política económica de Macri. Errejón finalizó con un “no aflojen, volveremos”, dirigido a los kirchneristas. Aún así, el equipo de Macri temía ese momento y pensó que podía marcar la visita, pero finalmente Podemos mostró su rechazo de forma suave y el presidente argentino pudo pasar el momento sin muchos traumas. También por la tarde hubo un pequeño grupo de personas que abuchearon a Macri a su llegada al ayuntamiento de Madrid, pero incluso la alcaldesa, Manuela Carmena, ideológicamente muy alejada del argentino, le restó importancia y agasajó a su invitado, exalcalde de Buenos Aires.

A partir de ahora empieza la parte clave de la visita, en la que el presidente argentino tiene que convencer a los empresarios españoles para que vuelvan a invertir en su país después de años de desconfianza provocados sobre todo por la nacionalización de YPF en 2012. “Hemos logrado en 14 meses superar la crisis y poner las bases para volver a crecer. Ahora con las reglas de juego claras espero que las empresas españolas profundicen su participación en Argentina. Además, ahora tenemos una estabilidad que garantiza el progreso en el futuro. Argentina y España tienen un rol protagónico en las negociaciones entre la UE y Mercosur que ahora se aceleran”, insistió.

Errejón critica las políticas implementadas de Macri en el Congreso. ALTAS

Efectivamente, como explicaba a EL PAÍS el ministro de Economía, Luis de Guindos, España está dispuesta a ser el gran portavoz de ese acuerdo dentro de la UE. Ante un mundo que se está recolocando para prepararse al proteccionismo que augura Donald Trump en Estados Unidos, el acuerdo UE-Mercosur recobra valor. Guindos asegura que mientras países como Alemania llevarán a la UE acuerdos con Asia para buscar nuevos mercados ahora que el tratado con Estados Unidos se ha caído, España llevará esta negociación con Mercosur para intentar rematarla definitivamente. Los ministros argentinos tienen un discurso idéntico. Trump provoca nuevas alianzas.

Macri se encuentra así con un ambiente muy favorable, con la excepción de Podemos, pero en privado varios diputados y miembros del Gobierno también señalaban que para que el giro sea realmente creíble Argentina tiene que empezar a ofrecer datos económicos de crecimiento cuanto antes, porque la recuperación está tardando más de lo esperado. Otros creen que en cuanto se resuelva el conflicto entre el Gobierno argentino y Telefónica, que todas las demás empresas siguen con interés, los demás se animarán a volver a Argentina, un país en el que España dejó de ser el primer inversor después de la nacionalización de YPF.

Argentina empieza a remontar después de un 2016 durísimo, con recesión y aumento de la pobreza, pero los empresarios tienen dudas no solo económicas sino políticas para saber si se consolida el movimiento político del presidente, una gran novedad en un país siempre dominado por peronismo o radicalismo. Macri tiene una enorme ventaja, según se encargan de repetir los argentinos en sus encuentros con españoles: tiene una oposición muy debilitada con el peronismo dividido al menos en tres grupos. El presidente ha viajado con varios sindicalistas para que los empresarios vean que tiene el apoyo de muchos sectores del peronismo aunque esté en minoría en el Parlamento.

Sacado de “El País”

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios