Nasa, anuncio “estelar”: descubierto un sistema solar a 39 años luz de la Tierra Siete exoplanetas descubiertos alrededor de una estrella enana, en la llamada "franja habitable". Tres de estos podrían hospitar agua en el estado líquido

306
  • Italiano
Nasa esopianeti

Trenta y nueve años luz de nuestro Planeta. No ciertamente una distancia abismal, astronómicamente hablando: sin embargo, por cuanto increíble pueda parecer, es la misma longitud que hay entre la Tierra y sus nuevas “siete hermanas”, detectadas por la Nasa en otro sistema solar, incluido en la llamada “franja habitalbe” de la Vía Láctea. Estos exoplanetas “gemelos” de la Tierra (no cierto los primeros descubiertos, pero seguramente los más especiales), fueron identificados dentro de una investigación conducida por la Universidad de Lieja, gracias también al uso del supertelescopio Trappist de European southern observatory (en Chile), y pubilcada sucesivamente en la revista “Nature”. Según lo referido por los mismos astrónomos Nasa, tres de estos orbitarían alrededor de su estrella a una distancia tal que permitir al agua resistir en el estado líquido. Y, implícitamente, hacer el planeta potencialmente adecuado para hospitar la vida.

Órbitas de vida

La que se considera la verdadera novedad, consiste en las dimensiones de los planetas gemelos, sorprendentemente parecidos a las de la Tierra. Todos estos mundos, rotan alrededor a la estrella enana llamada “Trappist-1”, definida como “fría” en cuanto tiene una temperatura superficial decisamente inferior a la del Sol (menos de la mitad, llegando a más o menos 2400 C°): “La producción energética de las estrellas enanas como Trappist-1 – ha explicado Amaury Triaud, de la Universidad de Cambridge y coautor de la investigación – es mucho más débil que aquella producida por el Sol. Para que haya agua líquida en la superficie, los planetas tendrían que estar en órbitas más cercanas que lo que vemos en el Sistema Solar. Afortunadamente parece que esta configuración compacta es justo lo que encontramos alrededor de Trappist-1″.

Buscando la vida

Según los científicos, seis de estos planetas tienen una composición principalmente rocosa, mientras hay pocas noticias de aquello puesto en la zona más extrema y menos observable. Obviamente, aunque quedando excepcionalmente fascinante, la nueva descubierta permanece en el campo de las hipótesis, antes de todas la sobre la presencia de agua en estado líquido, supuesta en la base de teorìas relaconadas con la distancia de los cuerpos por su estrella. Lo que resulta claro, es que esta es la base mejor de que partir para buscar nuevas y ulteriores formas de vida en el espacio. Considerando la lejanía relativamente breve, un espacio tampoco así abierto pensándolo bien.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios