Juez para a Trump: no a la prohibición de ingreso de los musulmanes en EEUU Decisión de un magistrado de Seattle. La ira de la Casa Blanca. El caso del visado negado a una eminencia inglesa

200
  • Italiano

Primer bloque a la controvertida prohibición de ingreso de los ciudadanos de siete Países de mayoría musulmana (Irán, Iraq, Siria, Yemén, Somalia, Libia y Sudan) en Estados Unidos emitido por el administración Trump el pasado 27 de enero. Fue el juez federal de Seattle, James Robart, nombrado por el republicano George W. Bush, a considerar fundada la oposición al anuncio presentada por el Estado de Washington, a que se había unido Minnesota, por los efectos discriminatorios y el daño significativo que la decisión daba a los residentes. El magistrado por tanto ha emitido un orden de restricción temporáneo, válido en todo el territorio nacional, basado en la posibilidad también que unos elementos de la disposición sean incostitucionales, motivaciones que en los últimos días habían llevado otros Estado, entre los cuales Hawaii, a presentar reclamaciones similares.

El visado negado a la estrella

Según los medios americanos, ya serían 100.000 las personas a que han negado el ingreso en EEUU, mientras el Departamiento de Estado habla de menos de 60.000. Pero hay historias paradójicas, como la, que In Terris ha recopilado en exclusiva, de una famosa eminencia inglesa, profesor emérito de endocrinología en la Universidad de Manchester, conocido y estimado en el mundo entero. Al médico han negado el visado de ingreso por motivos turísticos sólo porque en enero fue por una semana en Kurdistán iraquí como profesor para actualizar un cientos de colegas diabetólogos de aquella destrozada área geográfica. Además, el profesor es de religión hebrea y por tanto no se puede considerar por supuesto un partidario de Is o de al Qaeda. Y justo la “red del terror” ha definido Trump ” un inconsciente” que con sus acciones (entre las cuales el raid en Yemén en que murieron muchos civiles) “ha vuelto a encender la llama de yihad”.

Las reacciones

El vice fiscal general del Estado de Washington, Noah Purcell, ha declarado que se trata de “un gran día para el estado de derecho en este país”. Aún más drástico el gobernador Jay Inslee: “Nadie – ha afirmado – tampoco el presidente, está sobre de la ley“.

Casa Blanca furiosa

Pero Trump, obviamente, no se da por vencido. En una nota de la Casa Blanca se anuncia una reclamación de emergencia por el departamiento de Justicia contra la decisión del juez, en un primer momento definida “escandalosa” (adjetivo luego borrado…) porque “estamos convencidos que el decreto es legal y apropiado”. La disposición había estado motivada con la necesitad de garantizar la seguridad nacional, impidiendo el ingreso en Estados Unidos de terroristas o potenciales, y había suspendido por cuatro meses el ingreso en EEUU de refugiados, prohibición indeterminada emetida hacia los refugiados sirios. El juez Robart ha sido de opinión contraria: la disposición de Trump hubiera estado constitucional, según él, en presencia de ataques hechos por ciudadanos procedentes de los siete países objeto de la convocatoria. Es probable que después de la reclamación del adiministración la batalla legal llegue hasta la Suprema Corte pero por ahora el decreto de facto está bloqueado.

Coloquio con Palazzo Chigi

Mientras tanto fuentes de la Casa Blanca han hecho saber que hoy, por la noche italiana, está previsto un coloquio telefónico entre Donald Trump y el presidente del Consejo Paolo Gentiloni.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios