El 12 de diciembre en Plaza San Pedro la Misa para la Virgen de Guadalupe Miles de fieles cada año se reunen en oración para una recurrencia religiosa muy sentida

146
  • Italiano
guadalupe

La chita en Plaza San Pedro, el próximo 12 de diciemnre, ahora es oficial: por el tercer año consecutivo, la Santa Misa en honor de la Beata VIrgen de Guadalupe será presidida por el Papa.

Son millones los fieles que, cada año, se reunen en oración para una recurrencia religiosa muy sentida, en particular en México (tierra de las apariciones al santo azteco Juan Diego Cuauhtlatoatzin) sino también en Filipinas, País en que la Virgen Morenita es patrona. La Misa, que iniciará a las 18 y será acompañada por las voces del Coro latinoamericano dirigido por el maestro Eduardo Notrica, tendrá en programa un concierto de antiguos himnos litúrgicos a Ella dedicados, cantados en los idiomas quechua, guaraní y mapuche.

La Celebración eucarística en San Pedro su puede ya llamar habitual. A organizarla, por primera vez, en la Basílica vaticana pero fue el actual Papa emérito, Benedicto XVI, que en 2011 decidió compartir la fiesta con los fieles latinoamericani en el contexto de la Comemoración de la independencia de los Países de Sudamrica. En aquella ocasión le acompañaron los chicos del coro juvenil Música nova, que interpretaron los cantos de la Misa criolla, la maravillosa obra del compositor Ariel Rodriguez en que hay, en perfecto equilibrio, aspectos de música sagrada y folclórica.

Después de 3 años (2014) Papa Bergoglio, profundo devoto de la Virgen de Guadalupe, ha exprimido la voluntad de celebrar, de nuevo, la recurrencia de las apariciones marianas méxicanas en la iglesia-madre de la cristianidad, al mismo tiempo del quincuagésimo aniversario de la primera ejecución de la composición del músico argentino dentro San Pedro, ocurrida delante del Papa Pablo VI. El año pasado también fue el Pontífice a celebrare la recurrencia, poco antes de ir de peregrinaje, de 12 a 18 de febrero de 2016, en el Sanctuario de Ciudad de México.

Una experiencia que no podía no coincidir con la compartida de este nuevo gan acontecimiento de fe. Un momento de oración casi único, porque capaz de conjugar la más profunda devoción cristiana a las ancestrales tradiciones culturales de un entero continente.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios