Argentina, el alarme del Obispo: “La gente no tiene más dinero tampoco para comprar la leche” Carlos José Tissera, Obispo de Quilmes, ha utilizado palabras fuertes para describir el desempleo de quien sufre la diócesis

38
  • Italiano

Desde 21 años se celebra en Quilmes, ciudad de Argentina que está a sur-est de Buenos Aires, en la costa del Río de la Plata, la “Misa de la esperanza” en favor de las personas desfavorecidas. Este año la celebración muy seguida tuvo una motivación especial: la conclusión del Jubileo del Año de la Misericordia y los 40 años de la creación de la diócesis de Quilmes.

En la homilía, Su Ecc. Mons. Carlos José Tissera, Obispo de Quilmes, ha utilizado palabras fuertes para describir el desempleo y la precariedad del trabajo de que sufre la diócesis. “No es algo que nos cuentan, sino lo estamos viendo: en nuestras mesas públicas ha crecido el número de niños y adolescentes. Actualmente en unos barrios los jóvenes piden auqneu sólo un plato de comida. La gente no tiene más dinero para comprar la comida” ha dicho el Presul.

Mons. Tissera ha subrayado también: “las estadísticas dicen que se ha reducido incluso el consumo de leche”. “Estamos preocupados en serio por el hecho de que en unos barrios está aumentando el número de niños con tuberculosis. Hay también casos de malnutrición”. “Estamos aquí hoy porque queremos rezar para tener un trabajo, el trabajo es necesario. Pero no para un trabajo mal pagado. No conseguimos llegar al final del mes. Sabemos también que es crisis para todos, también para las empresas medias y pequeñas, pero estas son espina dorsal de nuestra región meridional”, ha denunciado.

Por último Mons. Tissera ha lamentado también del número de personas, sobretodo pobres, que de la campaña se establecen en los centros ciudadanos, construyéndose habitaciones precarias: “es un grave problema tener un alojamiento, y a questo se une el problema de la salud, de la instrucción, de la inseguridad y de la droga”, ha concluido

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios