Creados trajes inspirados a la película “Regreso al futuro”: se cargan con la energía solar El tejido hi-tech es útil para alimentar smartphones y otros dispositivos vestibles

31
  • Italiano

Un nuevo tipo de tejido hi-tech, creado por Jayan Thomas, experto de nanotecnologías a la Universidad de Florida, podría proyectarnos en el mundo fantasioso de Regreso al Futuro, película cult de ciencia ficción de los años ’80. Justo aquella película, en que se veía el protagonista Marty McFly que lleva una chaqueta autosecante y autoregolante, dio la inspiración al investigador californiano. “La película fue una gran inspiración para mí”, cuenta Thomas que, gracias a un nuevo tejido hi-tech realizado con un hilo que combina células solares y baterías para el acumulación cosido en una normal chaqueta, la transforma en una batería solar para alimentar computadoras y sensores vestibles.

“Si pudiéramos desarrollar ropas o tejidos auto-recargantes, podríamos realizar todas aquellas fantasías cinematográficas: esta es la cosa maravillosa”. Sumergiéndose en la saga, el investigador tuvo la revelación: “en laboratorio producimos células solares y tecnologías para el acúmulo energético. Por qué entonces no combinar juntos estos dispositivos?”. El tejido de “Regreso al futuro” podría por tanto hacerse realidad temprano: para recargar el smartphone, por ejemplo, bastaría tenerlo en el bolsillo. A indicarlo son los experimentos publicados en Nature Communications.

Para llegar al objeto final, Thomas tuvo que construir unos filamentos hechos con finísimas tiras de cobre, flexibles y ligeras, que tienen una célula solar por un lado y estratos para el acúmulo de energía del otro. Los investigadores luego han trabajado los filamentos con un pequeño telar de mesa, obteniendo los primeros tejidos hi-tech.

Gracias a la chaqueta creada por Thomas se puede aprovechar la energía solar para recargar smartphones, sensores para la salud y otros aparatos electrónicos. Sin embargo los utilizos serían mucho más extendidos. “Una importante aplicación de esta tecnología podría estar en el ámbito militar”, explica el mismo Thomas. “Pensamos por ejemplo en los soldados en Iraq o Afganistán, que caminan bajo el sol. Unos de ellos llevan casi 14 kilos de baterías. Una ropa como la nuestra podría atrapar y acumular energía al mismo tiempo cada vez que hay el sol”. Otras potenciales aplicaciones se refieren a los coches eléctricos, que se podrán recargar cada vez que están expuestas al sol. El próximo paso? Quizás el skate levitante del joven McFly!

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios