HURACÁN MATTHEW: MUERTOS 2 NIÑOS EN SANTO DOMINGO. EN HAITI SE TEME EL DESASTRE HUMANITARIO Mientras tanto en Haiti el huracán ha tocado tierra a las siete de la mañana hora local, con vientos superiores a los 230 kilómetros por hora

375
  • Italiano
haiti

Dos niños han muerto en un barrio de Santo Domingo a causa del derrumbe de su casa por las lluvias provocadas por el huracán Matthew. Lo hacen saber los medios de la República Dominicana, donde las autoridades han activado el alerta tan en la capital como en otras 15 de las 32 provincias del País justo por el pasaje del huracán, que ha tocado tierra en la cercana Haiti. Hasta el fin de semana pasado, antes de la llegada de los fuertes vientos y de la lluvia, el gobierno por otra parte hizo evacuar de sus casas cerca 15 mil personas.

Mientras tanto en Haiti – donde las autoridades temen un nuevo desastre humanitario después del terremoto de 2010 – el huracán ha tocado tierra a las siete de la mañana hora local, con vientos superiores a los 230 kilómetros por hora, y según los meteorólogos podría llevar con él más de un metro de lluvia con el riesgo de catastróficas inundaciones.

El huracán Matthew, clasificado de categoría 5 en la  escala Saffir Simpson, ya hizo siete víctimas y se considera la peyor tormenta tropical que afectó Haiti en decenios. Pero – explican los expertos – corre el riesgo de transformarse en una catástrofe a causa de las condiciones ya desastrosas en que vive aún la población seis años después del terremoto que hizo más de 200 mil víctimas. Muchos residentes aún están en las carpas y, según lo que han declarado las autoridades locale y las diferentes organizaciones humanitarias, la mayoría de la población ha ignorado los llamamientos a la evacuación por miedo que le robaran sus pertenencias.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios