CÓMO GOOGLE ESTÁ COMBATIENDO ISIS

289
  • Italiano
  • English
google

Isis combate dos guerras. Una en los campos de batalla de Oriente Medio, Norte de África y Asia y en las ciudades europeas. La otra dentro de la red, allá donde el mensaje de violencia y supremacía de Daesh ejércita una inquietante atracción por los jóvenes musulmanes que huyen de su tierra o marginados en nuestras ciudades. La segunda no es meno peligrosa que la primera, ya que es a través del reclutamiento que yihad hace más grande su grupo y aún representa, a pesar de las amargas derrotas militares sufridas en el último período, un amenaza.

Entre vídeos, revistas en línea, perfiles social de partidarios y militantes el tam tam es continuo. Y el mensaje traspuesto por quien decide de tomar el kalashnikov o convertirse en mártir de la “guerra santa”  es que todas las atrocidades cometidas son la inevitable consecuencia de la lucha para un  ideal. Una bofetada a la religión, una mistificación que hace cada año miles de víctimas.

Para poner un dique al fenómeno los gigantes del web han tomado al campo. Desde tiempo Facebook y Twitter intervienen para borrar y señalar las cuentas directamente o indirectamente atribuibles al grupo terrorístico conducido por Al Baghdadi. Desde aquel día también Google. El instrumento al cual se ha apoyado el gigante de Mountain View para combatir esta batalla se llama Redirect Method y fue desarrollado por Jigsaw, el vivero tecnológico de propiedad de la sociedad californiana.

Utiliza una forma de publicidad personalizada a través de YouTube, para orientar las aspirantes reclutas a contenidos que le alejen por la ideología yihadista. “La idea ha llegado después la observación de todo el material del Califato que circula en línea”, explica Yasmin Green, responsable de la investigación y del desarrollo de Jigsaw que fue afectada por el testimonio de una chica de 13 años de Londres que estaba abandonando su familia por el Estado Islámico. “Me dijo que estaba mirando unas fotos en línea y le habìa parecido de encontrar una especie de Disneyworld islámica – añade -. Nadie de nosotros nunca pensó esto después de ver los medios, sino aquello era los que en cambio pensaba un adolescente”.

Desde aquí, la idea de un software para hacer una redirección en línea y a una contrainformación específica para aquellas personas más débiles y vulnerables a la propaganda de Isis. En la práctica, Redirect Method incribe unos mensajes publicitarios cerca de los resultados de investigación y a las palabras clave que son puestas en línea más frecuentemente por las personas atraídas por el Califato. Estos anuncios, en arábigo y en inglés, conducen a vídeos preexistentes en YouTube que Jigsaw cree puedan anular el “lavado de cerebro” inmediatamemnte en la Red: testimonios de ex extremistas o imánes que denuncian la corrupción de Islam operada por el Estado islámico.

Un proyecto piloto del programa Redirect Method se llevó a cabo al inicio de 2016: durante de dos meses, más de 300 mil personas fueron conducidas hacia una información anti-Isis. Según las estimaciones de los investigadores, los usuarios han hecho clic en estos contenidos hasta cuatro veces más que las clásicas campañas publicitarias. Y este mes Jigsaw está intentado a relanzar una segunda fase del proyecto, centrándose principalmente en los Estados Unidos y aplicar el método también a los mensajes racistas.

Si el sistema ideado por Google hará los efectos esperados yihad internacional será vencido en el único campo en que aún puede mostrarse fuerte: lo de la propaganda a gran difusión. E internet mandará un mensaje fuerte: la red nació para cambiar a mejor nuestra manera de vivir, no para hacer el juego de quien la explota para difundir mensajes contrarios a los valores universales de paz, tolerancia y dignidad.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta