LAS HORAS MÁS PACÍFICAS DE SIRIA EN CINCO AÑOS DE GUERRA

206
siria

Oruba Barakat ha pasado los dos últimos días llamando a sus allegados en Siria para felicitarles por la fiesta del sacrificio. De nuevo, como en los últimos cinco, la tristeza ha sustituido a los buenos deseos en las conversaciones telefónicas. “Estoy deprimida. Hay mucho miedo a este alto al fuego. Nadie confía en él”, lamenta. A pesar de haber pasado casi 48 horas de relativa calma, con tímidas rupturas de la tregua, pero sin muertos, el escepticismo siguió gobernando los corazones de los sirios.Áreas de las provincias de Alepo, Idlib, Damasco o Daraa fueron durante el martes escenario de pequeñas escaramuzas, principalmente del lanzamiento de cohetes y proyectiles por parte tanto de leales al Gobierno sirio como de opositores. Al cabo del día, Rusia acusó a los alzados de 23 rupturas del alto al fuego. Desde Alepo, al norte, la principal ciudad en disputa, varios activistas dieron cuenta de cómo los niños habían podido incluso jugar en las calles de los distritos opositores del este, en relativa calma.

El primer objetivo del complejo acuerdo firmado por Rusia y EEUU el pasado viernes es superar estos primeros días, los más críticos del segundo intento de alto al fuego general decretado en Siria. Ello implica, paradójicamente, aclarar qué ruptura se consideraría mortal para el proceso. No aclara nada que por ejemplo el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, lo haya llamado tanto “cese de hostilidades” como “reducción sostenida de la violencia”.

Menos claro es el futuro. Si se supera la semana, Washington y Moscú establecerán un centro de coordinación para bombardear a los yihadistas del Estado Islámico y del Frente de Conquista del Levante, hasta hace poco de Al Qaeda con el nombre de Frente Nusra. Pero el ministro de Defensa ruso, Sergei Lavrov, sugirió el martes que EEUU no está interesado en golpear a estos últimos. “Lo que vemos sobre el terreno es que la coalición es muy reticente a golpear al Frente Nusra”, declaró.

El problema es que, en numerosas trincheras, el Frente y otras brigadas opositoras, tanto extremistas islámicas como no radicales luchan juntos porque comparten el objetivo de derrocar al presidente sirio Bashar Asad. Eso hace que, a ojos de muchos sirios, los afines a Al Qaeda sean incluso aliados más aceptables que Occidente, al que acusan de no haber parado ninguna matanza del régimen. El gran reto para Washington es convencer a los alzados de desligarse de los yihadistas.El mismo Frente de Conquista del Levante emitió el martes un comunicado acusando a Rusia y EEUU de pertrechar un “complot” contra los sirios, y agradeció el respaldo público recibido de algunos de los opositores. Según expertos, sólo una distribución inmediata y eficiente de ayuda humanitaria y una suspensión total de los bombardeos por parte de la aviación asadista contribuirían empezar a conquistar el corazón de la población víctima de los ataques y de algunas milicias.

Con este objetivo, según la agencia semioficial turca Anadolu, 20 vehículos, auspiciados por la ONU, entraron el martes en Siria desde Turquía para distribuir ayuda humanitaria. Damasco criticó la acción porque esta no contaba con su permiso. En la capital alepina, de acuerdo con el medio Al Masdar, soldados rusos se desplegaron por la conocida como carretera de Castillo para supervisar el cumplimiento de la tregua.El martes hubo varias polémicas. El Departamento de Estado tuvo que reconocer que el pacto no exige que Rusia o EEUU aprueben los bombardeos del régimen. Hasta ahora, el régimen se había escudado en la necesidad de atacar a Nusra para castigar zonas civiles. Se teme que ocurra de nuevo. La otra fue el anuncio de Damasco de haber derribado un avión de combate y un dron israelíes. Tel Aviv lo desmintió, aunque reconoció haber atacado Siria como respuesta a la caída de un proyectil en su suelo.

www.elmundo.es

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios