OBAMA: “EL TERROR NO DIVIDIRÁ EEUU”

89
obama

Han pasado quince años desde el fatídico 11-S de 2001 en el que casi 3.000 personas perdieron la vida en el peor atentado terrorista sufrido por Estados Unidos. En este tiempo, los estadounidenses han trabajado para preservar el legado de quiénes murieron ese día. No sólo levantando el museo y el memorial desde donde se rinde homenaje anualmente a las víctimas en Nueva York o creando becas y proporcionando ayudas a supervivientes y familiares sino trabajando por la seguridad nacional, según ha puesto Barack Obama.De cara al futuro y para seguir manteniendo vivo el espíritu de las víctimas, Obama ha instado a los estadounidenses a no dejar que el terror divida al país; a preservar la “diversidad” de EEUU -que “no es una debilidad” sino una de “nuestras mayores fortalezas”-; y a “ser fiel a nosotros mismos y no dejar que otros nos dividan”.

Ese es el homenaje más duradero que se puede hacer a las víctimas, explicó el presidente durante su intervención para honrar la memoria de los fallecidos desde Arlington (Virginia). La última antes de dejar la Casa Blanca.En su discurso en el Pentágono -que también fue atacado el 11-S-, Obama resaltó la labor de quienes con su trabajo han contribuido a hacer más seguro el país en este tiempo: “Gracias a su extraordinario servicio, hemos dado golpes devastadores a Al Qaeda; hemos hecho justicia a Osaba Bin Laden; hemos fortalecido nuestra seguridad nacional; hemos prevenido ataques; y hemos salvado vidas. Estamos decididos a seguir haciendo todo lo posible para proteger este país que amamos”.Pero quince años después de lucha contra el terrorismo, los ataques contra EEUU y sus ideales siguen muy presentes. “La amenaza ha evolucionado”, reconocía Obama antes de destacar que las ideologías del odio urgen a su gente a cometer actos de violencia inexplicable como la vivida en Boston, San Bernardino (California) u Orlando (Florida). “Grupos como Al Qaeda y ISIL saben que nunca podrán derrotar una nación tan grande y fuerte como EEUU”, subrayó Obama. Según dijo el presidente, la estrategia de estas organizaciones pasa por intentar aterrorizar a la población con la esperanza de que el miedo haga que “nos volvamos los unos contra los otros y que cambiemos quiénes somos y cómo vivimos”.

Así insistió en que es vital “reafirmar nuestro carácter como nación”. Esto implica aceptar a personas procedentes de todos los rincones del mundo con independencia del color o religión.A ocho semanas de las elecciones presidenciales y con el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, blandiendo un discurso que promueve la deportación de los indocumentados, construir un muro con México o prohibir la entrada a los musulmanes en el país, las palabras de Obama parecen encerrar una lectura entre líneas contra la intolerancia.Trump asistió este domingo a los actos conmemorativos en la Zona Cero de Nueva York, donde se le vio charlar con el ex alcalde de la ciudad durante los atentados, Rudi Guliani (que es uno de sus más fieles defensores esta campaña). En un comunicado hecho público por la mañana, el empresario señaló que este era un día triste y para recordar a las víctimas. “También, de determinación. Es nuestro deber solemne, en nombre de todos los que murieron ese día hace quince años, trabajar juntos como una nación para mantener a toda nuestra gente a salvo de un enemigo que no busca otra cosa más que destruir nuestra forma de vida”.

La ex secretaria de Estado y senadora por Nueva York cuando sucedieron los atentados, Hillary Clinton , acudió al memorial en la zona sur de Manhattan. “Honremos las vidas y el gran espíritu de las víctimas y los servicios de emergencia”, escribió a primera hora en su cuenta de Twitter.Los dos candidatos habían suspendido los actos de campaña esa jornada para dar protagonismo a los homenajes por los atentados de hace quince años. Sin embargo, un imprevisto malestar de Clinton -cuyo vídeo fue compartido en Twitter y se ve que necesita ayuda para incorporarse a la furgoneta- disparó las alarmas sobre la salud de la candidata demócrata. La ex secretaria de Estado abandonó el recinto una hora y media después de llegar al memorial de manera imprevista . “Durante la ceremonia, se sintió acalorada, y se apartó para ir al apartamento de su hija.”, señaló el portavoz de campaña, Nick Merril, Horas más tardes, las cámaras recogían imágenes de Clinton caminando por su propio pie y confirmando que se sentía mejor.Hillary Clinton padecía neumonía y se “acaloró y deshidrató” este domingo durante la ceremonia, informó su médico.La doctora Lisa Bardack examinó a Clinton, de 68 años, en su hogar en Chappaqua, Nueva York, después de que ella tuviera que dejar prematuramente la ceremonia en la Zona Cero. Un vídeo mostró a la candidata caminando con dificultades antes de ser ayudada a subir a su vehículo.

Los actos conmemorativos a los pies del memorial en la Zona Cero en Nueva York, en el que familiares de las víctimas leen uno a uno los nombres de quienes murieron en el atentado, se prolongaron hasta pasado el mediodía. La candidata demócrata ha cancelado un desplazamiento que debía realizar lunes y martes a California en el marco de su gira electoral debido a su enfermedad, según anunció su equipo de campaña.

www.elmundo.es

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios