PARK GÜELL, LA LOCURA CREATIVA DE GAUDÍ COLOREA BARCELONA

275
  • Italiano
park guell

“La belleza es el esplendor de la verdad: ya que el arte es belleza, sin verdad no hay arte. Para encontrar la verdad hay que conocer bien los seres del creado” (Gaudí). De esta frase podríamos intuir la sensibilidad del artista Antoni Gaudí, el celebre arquitecto español (Reus, 25 de junio de 1852- Barcelona, 10 de junio de 1926) que realizó obras brillantes, únicas por su muy personal estilo decididamente innovador aunque inspirado por diferentes movimientos artísticos del pasado. Para Gaudí, el artista colabora en la creación divina, y fue llamado “el arquitecto de Dios” por don M. Trens, sacerdote de Barcelona.

Quizás no todos saben que el artista ayudó a muchísimas familias, su carga de trabajo no le impedió de pensar en el próximo también. Llevado en hospital después que fue atropellado, exprimió el deseo de no tener un cuarto privado; murió en la máxima sobriedad. El proyecto urbanístico más raro es sin duda el Park Güell, (1900-1914) abierto por el público desde 1926 y convertido en patrimonio de Unesco. En este jardín coexisten con un armónica extravagancia diferentes técnicas y estilos.

Él transformó una montaña en una obra de vanguardia, hizo un lindísimo complejo de los primeros de ‘900. Cada elemento que decora el parque tiene un significado enigmático, Gaudí quería alentar a las mentes de los visitantes a razonar. Concibió el proyecto con un preciso itinerario didáctico, su objetivo era recuperar la espiritualidad religiosa de los catalanes de su tiempo. El parque es un camino, o más bien un verdadero peregrinaje de ascetismo espiritual, la entrada está en el punto inferior con elementos que recordan la vanidad de su época, mientras en la parte más alta desde donde se admira la ciudad, él pone el lugar sagrado, es decir el Monte Calvario.

Dentro del grande parque hay la Calle del Rosario, un avenida bordeada de palmeras y paralelamente hay las grandes esferas de piedra que forman las cuentas del rosario, parece que el artista rezaba esta maravillosa oración cada día mientras seguía los trabajos de este complejo parque. De hecho arriba del la puerta de entrada de su casa está representada una gran M de María rodeada de doce estrellas, para honrar a la Virgen.
Inicialmente Gaudí para la zona lata había ideado una capilla, pero dado que durante los trabajos se encontraron unas cuevas de época prehistórica, así es que la luz del genio se iluminó por otra creación. Probablemente aquellos restos arqueológicos le inspiraron porque estaban semejantes a los tayalotes, es decir una construcción primitiva, una especie de las Islas Baleares que servía para las funciones religiosas.

El Monte Calvario por tanto tiene esta estructura circular con dos tramos de escalera a los lados, todo en piedra en bruto que le da una forma megalítica. La cruz más alta corresponde a la del Señor, mientras las otras dos son más bajas, de estas una tiene la punta final de forma triangular; las actuales son copias, porque en 1936 a causa de la Guerra Civil, las cruces originales fueron destruidas. Este “láico místico” tiene la espiritualidad franciscana, sus obras se encuentra bien con la naturaleza; para concebir sus creaciones, Gaudí antes contemplaba su musa inspiradora: Madre Naturaleza que para él era la obra maestra de Dios Creador. En 1991, en Barcelona en ocasión del 140 año de su nacimiento, fue fondada un asociación para promover su beatificación; e tal caso sería el primer arquitecto de la historia a ser santificado.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios