UN MUNDO MÁS LIMPIO

550
  • Italiano
mondopulito

En ocasión del “Día mundial de Oración por la cura del Creado” hay que preguntarse qué, concretamente, se está haciendo para tutelar la que el Papa, en la Encíclica “Alabado Seas”, llama “nuestro hogar común”. La recurrencia ha sido instituida por el Pontífice con el objetivo de ofrecer “a cada creyente y a las comunidades la preciosa oportunidad de renovar la personal adhesión a su propia vocación de guardián del creado, elevando a Dios el agradecimiento por la obra maravillosa que Él ha confiado a nuestra cura”.

La inovación, desde este punto de vista, puede representar una verdadera piedra angular. No son pocas las iniciativas y las experimentaciones que permiten reducir el impacto ambiental, especialmente en el plan energético.

Imaginamos que al final de un día de trabajo se llega al estacionamiento, y lo que hay que hacer es desconectar el vehículo del palacio de las oficinas donde estaba a cargar, disfrutando la energía eléctrica que deriva de paneles solares en el techo. En la calle no hay tráfico: los coches de hecho están “en red”, se mueven sin interrupción, como una bandada de pájaros, utilizando menos recursos posibles. Volviendo a casa, se pasa al piloto automático para controla el teléfono para ver si todo está bien.

Desde allí es posible activar el aire acondicionado, que se ha quedado en stand-by mientras no había nadie, y con un golpecito en una pantalla, empieza el precalentamiento del horno. Finalmente en el hogar, una mirada fuera de la ventana, y desde lejos se ven las turbinas eólicas.

Un escenario de ciencia ficción? No tanto como se pueda pensar. Están trabajando en ello en los Estados Unidos donde se proyecta un futúro low-carbon con paneles solares en los techos de hogares y empresas, casas de bajo consumo energético inteligente, coches eléctricas y vehículos automáticos. Estas tecnologías emergentes ya están disponibles, pero poco difundidas porque aún demasiado caras.

La política mientras tanto inicia a hablar de ambiente de manera menos romántica y más “concreta”, y las empresas están uniendo el esfuerzo. Tecnologías energéticas limpias muy eficientes están atraendo inversiones importantes: al menos 310 mil millones de dólares a nivel mundial son el capital de los inversores en 2014. Afirma esto un estudio de Sierra Club, la más grande e influyente organización ambiental americana.

Tyler Nickerson del Proyecto Solutions, una organización no lucrativa co-fundado por Mark Jacobson, un científico de Stanford University, ha desarrollado un modelo que muestra cómo Usa y el resto del mundo sean capaces de eliminar los combustibles fósiles para llegar al 100% de energía renovable dentro de 2050. Su plan por Estados Unidos se basa en solar, eólica e hídrica para generar toda la energía eléctrica que sirve para los sistemas de transporte, calentamiento, refrigeración y consumo de energía industrial.

Utopía? No, ya que un puñado de pequeñas ciudades (Burlington, Vermont; Aspen, Colorado; Greensburg, Kansas) ya hoy saca toda su energía eléctrica por fuentes renovables. Otras 12 comunidades – de Grand Rapids, Michigan, a Georgetown, Texas – se han comprometido a hacerlo. Y al inicio de 2016 Sierra Club ha lanzado su campaña de “Listos por el 100%”, que sirve para reclutar más ciudades posibles para llegar a crear comunidades de cuesto energético cero.

Hasta ahora, la ciudad más grande de fijar un objetivo de energía limpia al 100% fue San Diego. La octava metrópolis más peligrosa del País de hecho está avanzando en esta dirección; en su “Discurso sobre la Ciudad”, el alcalde Faulconer ha nombrado el plan de acción por el clima como uno de los compromisos de quien está más orgulloso.

Casi después de 50 años que el presidente Jimmy Carter ha instalado uan serie de paneles solares engorrosos en el techo de la Casa Blanca (quitados por Reagan y luego puestos de nuevo por Obama), la tecnología solar está viviendo un punto de inflexión. El techo fotovoltaico está creciendo mucho y en 2015, la industria solar ha representado cerca el 30% de la nueva capacidad de generación de energía eléctrica en los Estados Unidos.

Justo como los ordenadores mainframe han dado la posibilidad a desktop, ordenadores portátiles y teléfonos fijos de ser cambiados por teléfonos móviles, la energía solar distribuida está lista para sustituir las centrales eléctricas que queman combustibles fóxiles.

Todo fácil por tanto? De ninguna manera. No sólo las resistencias de quien hoy hace negocios con las fuentes de energía tradicionales, sino también la evidente necesidad que la electricidad se mantenga en algún lugar para los días nublados y el utilizo de noche. Construir baterías mejores podría trasnformar nuestra manera de vivir.

Sin embargo el verdadero punto en cuestión es otro: también la producción de energía limpia, si alguna vez se convertirá en mundial, será inútil si seguimos en desperdiciarla. El concepto fundamental es pasar de la economía del desperdicio a la del ahorro, a nivel energético como a nivel humano; no desechar para distribuir mejor. No es sólo un concepto energético, es un criterio de vida.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta