EL IS ANUNCIA LA MUERTE DE AL ADNANI, EL “GOEBBELS DEL CALIFATO”

136
is

Nuevo golpe a la cúpula del autodenominado Estado Islámico (IS, por sus siglas en inglés). Medios afines a la organización yihadista han anunciado este martes la muerte de su portavoz oficial Abu Mohamed al Adnani, un destacado dirigente que había lanzado repetidas llamadas a atentar en Occidente.

“El jeque Abu Mohamed al Adnani, el portavoz del Estado Islámico, ha muerto mientras supervisaba las operaciones para repeler las campañas militares contra Alepo”, ha detallado Al Amaq, la agencia de noticias afin al IS, citando a una fuente militar. El mensaje no proporciona más detalles sobre las circunstancias del fallecimiento. Hace una semana el ejército turco y rebeldes sirios bajo la bandera del Ejército Libre Sirio lanzaron una operación en la provincia de Alepo y lograron arrebatar al IS (Estado Islámico, por sus siglas en inglés) la ciudad de Jarablus, en la frontera con Turquía.

Taha Subhi Falaha -su verdadero nombre- nació alrededor de 1977 en la ciudad siria de Binnish, un enclave de mayoría suní en la provincia norteña de Idlib. Era uno de los principales prebostes del grupo que dirige Abu Bakr al Bagdadi. Al Adnani estaba a cargo del movimiento en suelo sirio y lideraba una unidad especial denominada “Emni” fundada hace dos años para desarrollar tareas de vigilancia interna y entrenar a los batallones que firmarían posteriormente sangrientos ataques como los registrados en París y Bruselas.

En un comunicado posterior, Al Amaq ha indicado que “después de un largo periplo de sacrificios, el jeque Abu Mohamed al Adnani se ha unido a los mártires y héroes que defendieron el islam y lucharon contra los enemigos de Dios”.
Estados Unidos informa de que ha matado a un dirigente

Horas después del anuncio del IS, funcionarios de Estados Unidos han indicado a varios medios que un ataque aéreo de la coalición internacional y definido por el Pentágono como “selectivo” ha alcanzado a un alto responsable de la organización yihadista en la localidad siria de Al Bab, en el noreste de Alepo, sin precisar la identidad del dirigente y rehusando confirmar la muerte del portavoz.

En declaraciones a Reuters fuentes rebeldes habían señalado previamente que Al Adnani habría muerto en Al Bab. Washington ha celebrado la desaparición del portavoz del IS. “Ahora mismo el IS está bajo más presión que en cualquier otro momento”, se ha jactado el general Joe Votel, jefe de las tropas estadounidense en Oriente Próximo.

Al Adnani era un viejo conocido de los temidos servicios de inteligencia sirios. Fue detenido en al menos tres ocasiones. Inició su viaje hacia el yihadismo en 2000 jurando fidelidad a Abu Musab al Zarqaui, el cabecilla de Al Qaeda en Irak -el germen del actual IS- que perdió la vida en 2006 en un ataque estadounidense. Su objetivo inicial era librar la batalla contra Bashar Asad pero la invasión de Irak en 2003 trastocó sus planes.

Fue durante 2004 en Faluya donde se curtió y se granjeó el respeto de sus camaradas. Fue uno de los últimos combatientes en abandonar la ciudad iraquí. Tal fue su leyenda que Al Zarqaui le concedió amplios poderes para tomar decisiones sin la necesidad de consultarle antes. Al Adnani fue detenido por las fuerzas de la coalición internacional en la provincia iraquí de Al Anbar en 2005 y permaneció entre rejas durante un lustro. Su historial de servicio a la yihad le aupó a la dirección del IS, que aprovechó el polvorín sirio para expandirse y declarar en junio de 2014 su califato entre Siria e Irak. Su muerte refleja el declive del Estado Islámico

Desde entonces Al Adnani era el rostro y la voz del IS además del líder de su estrategia de brutales ataques en Europa. En mayo el dirigente volvió a llamar a sus simpatizantes a firmar ataques allá donde se encontraran. “Musulmanes, embarcaos y apresurad el paso hacia la yihad. Corred y moveos para convertir el Ramadán en un mes de desastres para los infieles”, musitó en una alocución que corrió como la pólvora por foros y redes sociales.

Fiel a su mensaje de terror, el portavoz detalló desde septiembre de 2014 algunos de los métodos que luego secundarían sus acólitos en embestidas como la de Niza en julio. «Si no puedes -relató -encontrar explosivos o munición, arrincona al infiel estadounidense, francés o de cualquiera de sus aliados. Aplasta su cabeza con una roca, mátalo con un cuchillo, arróllalo con tu automóvil, arrójalo desde un lugar elevado, estrangúlalo o envenénalo”.

El óbito de Al Adnani coincide con el ocaso del califato, desangrado por la pérdida de territorio en Siria e Irak. “Simbólicamente su muerte es muy destacada. Refleja más ampliamente el declive del IS con un amplio número de sus altos cargos ahora muertos”, señala a EL MUNDO Ayman al Tamimi, experto en yihadismo. “Si es el resultado de un bombardeo de la coalición, demuestra que la penetración de la inteligencia de la coalición es muy alta”, agrega.

Artículo tomado de www.elmundo.es

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios