BRASIL SHOCK… LA OTRA CARA DE LAS OLIMPIADAS

2213
  • Italiano
  • English
brasile

Está en las portadas de los periódicos de todo el mundo porque huéspeda los Juegos Olímpicos; deslumbra con sus colores, el ritmo de su música, las maravillas extraordinarias de su tierra. No obstante hay sombras muy obscuras apenas más allá del reflector. Hablamos de Brasil, que no sólo tiene que enfrentarse con las favelas y la diferencia social, sino también registra otro record negativo: según el último informe del Foro Brasileño de Seguridad se registra un estupro cada 11 minutos. y se trata sólo de los casos denunciados.

Isadora Dos Santos, directora de una coordinación de coopertaivas que promueve la economía solidal, Unisol, ha contado las consecuencias diárias de una cultura nacional particularmente machista que culpabiliza quizás más que en otros lugares las víctimas de las violencias. “es de hace poco tiempo la noticia que 33 personas han violado en Rio de Janeiro una chica de 16 años y luego han publicado el video en la red. La chica era la novia de un narcotraficante de la “favela” Morro da Barao en Jacarepagua. Una de las zonas degradadas en la parte oeste de Rio de Janeiro.

“El Parlamento mientras tanto – explica Isadora – acaba de aprobar una ley que hace más difícil denunciar un estupro y reduce aún más la posibilidad para las mujeres víctimas de violencia de abortar o de obtener la píldora del día siguiente”. Hasta aquí las declaraciones de Isadora y la crónica de lo que sucede en el Parlamento brasileño, aunque hay que precisar que no podemos estar de acuerdo con ningún tipo de interrupción de la vida, cualquiera sea la causa. Se queda el horror por una “práctica”, la de los estupros, que hay que eliminar.

“La sociedad brasilena es muy tradicional y las mismas prácticas diárias son machistas, como ocurre en muchos otros Países del mundo” comenta Isadora. Esta conciencia sobre la violencia está condividida no sólo por Isadora sino por muchísimas mujeres que en último período salieron a la calle para protestar contra los estupros y los feminicidios en Brasil, considerados una consecuencia de una arraigada cultura sexista que favorece la deshumanización y la violencia contra las mujeres. Estas protestas han sido llamadas por la prensa una “primavera feminista”, pero aún estamos muy lejos de una real conciencia colectiva.

Brasil tierra de orcos? No exactamente. Antes de condenar un pueblo entero, hay que hacer un cribado planetario para comprender qué sucede en otros lugares. Un sondeo de Thomson Reuters – por ejemplo – define India el cuarto País al mundo más peligroso para las mujeres y el peor del G20. A calificar India de esta manera así oscura no son sólo los estupros sino todo un conjunto de violentas discriminaciones de género a las que participan las fuerzas de policía y la magistratura demasiado a menudo tolerante. Se calcula que más de dos millones de mujeres desaparecen cada año, empezando desde el útero con la plaga de los abortos selectivos, y se continua con el infanticidio femenino, las discriminaciones en las curas médicas. Luego hay que considerar las bodas precoces y los embarazos de las adolescentes. Por último el contexto de las violenciasd no puede olvidar la subordinación tradicional de la dignidad de la mujer en su ser esposa y sobretodo madre (especialmente si de machos) y las agresiones con el ácido.

Inevitable pues pensar a Brasile o India como “cloacas morales”, ya que las crónicas nos cuentan actos horribles. Pero de verdad son estos los Países peores? Este tipo de clasíficas son muy “volátiles”, cambian cada año según quien las hace y de los cambios en los varios Países. Dicho esto para ser justo, tenemos que notar que en la última “global” de los primeros 25 Países al mundo (con controles cruzados entre varias fuentes) por estupros, encontramos sorpresa que nunca esperábamos. En tercer lugar Suecia, en séptimo Australia, en octavo Bélgica. En nono Usa, en decimoquinto Noruega. 17mo Finlandia 21mo Irlanda. Incluso Alemania, centro de Europa, está en los primeros 25. Rio ahora – con todos sus problemas – hospitará atletas de cada Nación, pero está claro que ninguna puede sentirse moralizadora de otra. Los números que hemos describido llevan consigo historias, dramas y reflexiones. Conocer, antes de juzgar. Y luego actuar culturalmente contra la violencia, en cada rincón del mundo… empezando por nosotros.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios