FRANCISCO CON EL MENDIGO DEL PERDÓN DE DIOS PARA TODOS

181
peregrinos

Papa Francisco visita la “Porciúncula” en Asís, el 4 de agosto. Para esta iglesita Francisco de Asís, el santo mendigo de Dios, consiguió del mismo Papa, en aquel tiempo, lo que hoy se llama el “Perdón de Asís”; la indulgencia para los que la visiten, se confiesen, comulguen y recen por el Papa.

La conciencia de sus propias ofensas a Dios y al prójimo en su vida pasada, mueve a Francisco a mendigar el perdón no solo para él, sino para todos. Pero esto no es una “ocurrencia” de Francisco de Asís, inteligente y piadoso. El Perdón de Asís es una prueba elocuente de que Dios te habla a vos y a mí en el corazón, solo que no siempre lo escuchamos o no sabemos escucharlo. Dios te quiere y me quiere tanto que quiere darnos su perdón para que gocemos juntos del abrazo que nos cura del mal y nos llena de la alegría del Evangelio.

Y por eso nos inspira pensamientos y afectos que nos mueven a “salir del yo-me-mío-para mí-conmigo” (como dice el Papa), para que demos ese “paso interior” hacia el hermano herido, donde encontramos y tocamos las llagas del mismo Jesús de Nazaret.

Señor, que la historia feliz que escribiste en el corazón de Francisco de Asís, nos ayude a abrir el corazón cerrado por el egoísmo, el miedo, las heridas… para escuchar tu voz y dar ese paso interior que nos convierte en peregrinos mendigos del perdón, en este Año santo de la Misericordia que vivimos junto al Papa Francisco, para gozar la alegría del Evangelio.

Artículo tomado de www.radiovaticana.va

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios