AUDIENCIA GENERAL, BERGOGLIO: “GMG ES SIGNO PROFÉTICO POR POLONIA” Durante el audiencia general Bergoglio ha reflexionado mucho sobre el viaje en Polonia y su profundo significado

367
  • Italiano
  • English
udienza

Primera audiencia general, para Papa Francesco, después de la pausa de julio y el viaje en Polonia para el Día Mundial de la Juventud. A recibir el Pontífice una multitud de fieles emocionados: entre los “regalos” recibidos por Bergoglio, también un muñeco vestido como el Papa que ha hecho sonreir Francisco y la gente que ha asistido a la escena.

Durante el audiencia general Bergoglio ha reflexionado mucho sobre el viaje en Polonia y su profundo significado : “Esta Gmg ha llegado a ser un signo profético por Polonia, por Europa y por el mundo. La nueva generación de jóvenes, herederos y seguidores del peregrinaje empezado por San Juan Pablo II, han dado la respuesta al reto del hoy, han dado el signo de esperanza, y este signo se llama fraternidad- ha dicho el Papa, añadiendo -.  Porque justo en este mundo de guerra necesitamos de fraternidad, diálogo, amistad, y esto es un signo de la esperanza, cuando hay fraternidad”.

“No puede estar un futúro para el continente sin sus valores fundadores, que a su vez tienen al centro la visión cristiana del hombre – ha afirmado Bergoglio -. Entre estos valores hay la misericordia, de que han sido especiales apóstolos dos grandes hijos de la tierra polaca: santa Faustina Kowalska y san Juan Pablo II”.

Un pensamiento también para la joven italiana muerta por un ataque de meningitis justo al final de la Gmg: ” Un recuerdo lleno de cariño va a Susanna, la chica romana, de esta diócesis, que ha muerto inmediatamente después de participar a la Gmg, en Viena. El Señor que por cierto ya la recibió en cielo, console a sus familiares y sus amigos”.

A fin del audiencia el Pontífice ha también comentado lo inminentes Juegos Olímpicos en Brasil: “En un mundo que tiene sed de paz, tolerancia y reconciliación, deseo que el espíritu de los Juegos Olímpicos pueda inspirar a todos, participantes y espectadores, a combatir ‘la buena batallia’ y terminar juntos la carrera, deseando lograr como premio no una medalla, sino algo más precioso: la realización de una civildad en que reina la solidariedad, fundada por el reconocimiento que todos somos miembros de una única familia humana”.

El deseo de Papa Francisco es que las Olimpiadas puedan ser una plumilla para Brasil, una ocasión de renacimiento y esperanza para el País: “Para los brasileños, que con su gozo y su caratcterística hospidalidad organizan la Fiesta del Deporte, espero que esta sea una oportunidad para superar los momentos difíciles y empeñarse en el ‘trabajo de equipo’ para la construcción de un País más justo y más seguro, apostando sobre un futúro lleno de esperanza y de alegría”.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios