1908, LA PRIMERA APARICIÓN DE LAS MUJERES EN LAS OLIMPIADAS

527
  • Italiano
olimpiadi

Un estadio lleno de espectadores, autoridades políticas, atletas procedentes de cada parte del mundo. Por encima hay el brasero con el fuego encendido en Grecia. Es el escenario que cada uno de nosotros está acostumbrado a ver cada cuatro años durante los Juegos Olímpicos. Una manifestación deportiva a la que hoy participan hombres y mujeres. Pero ni fue siempre así. En 776 a.C., año de la primera Olimpíada, a los pies del templo de Zeus no hay ninguna mujer. Las únicas chicas permitidas a la presencia de los poderosos competidores son las sacerdotisas. No está permitido a las mujeres no sólo participar, sino tampoco asistir a los Juegos.

Tampoco en 1896, cuando hubo la primera Olimpíada moderna, en Atenas, las mujeres no pueden participar. La razón está clara: De Coubertin quiere respetar la tradición clásica. Para ver las primeras presencias femeninas a la manifestación de cinco círculos hay que llegar a los Juegos de París de 1900. Entre los participantes (más que 600 hombres), sólo dos mujeres competen. Una de ellas es Charlotte Cooper, que llegará a ser la primera campeona olímpica, ganadora de cinco títulos individuales en Wimbledon. La primera amplia participación de mujeres a los Juegos será en 1908, en Londres.

Otro acontecimiento histórico para el deporte femenino es la Olimpíada de Atlanta de 1996, donde participan las mujeres musulmanas. Por primera vez, después de la revolución islámica de 1979, una mujer hará parte del equipo nacional. Es Lida Fariman, una chica que compete en la galería de tiro, una de las pocas disciplinas deportivas que las iraníes pueden practicar al extranjero para no violar el hejab, la vestimenta islámica, que obliga cubrir todo el cuerpo (incluso muñecas y tobillos) y el pelo.

Con los años, las mujeres fueron admitidas a un número siempre mayor de disciplinas hasta llegar a las Olimpiadas de Londres en 2012, donde, con la introducción del boxeo femenino, no hay más deportes que no tengan la participación de las mujeres.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios