EL AMOR A LA “MADRE PATRIA” SE PROYECTA A LA FAMILIA DE LA “PATRIA GRANDE”

112
peregrinos

Cuando el Papa Francisco llama a los ancianos a soñar y a los jóvenes a correr con la fuerza de estos sueños, para liberar a los sufrientes, a estos sufrientes los llama “hijos de la Patria”, de la Madre Patria que no hay que vender.

“Sí, hijos de la Patria -dice Francisco en su mensaje por el Bicentenario de la Independicia Argentina-. En la escuela nos enseñaban a hablar de la Madre Patria, a amar a la Madre Patria. Aquí precisamente se enraiza el sentido patriótico de pertenencia: en el amor a la Madre Patria. Los argentinos usamos una expresión, atrevida y pintoresca a la vez, cuando nos referimos a personas inescrupulosas: “éste es capaz hasta de vender a la madre”; pero sabemos y sentimos hondamente en el corazón que a la Madre no se la vende, no se la puede vender… y tampoco a la Madre Patria.

Celebramos doscientos años de camino de una Patria que, en sus deseos y ansias de hermandad, se proyecta más allá de los límites del país: hacia la Patria Grande, la que soñaron San Martin y Bolívar. Esta realidad nos une en una familia de horizontes amplios y lealtad de hermanos. Por esa Patria Grande también rezamos hoy en nuestra celebración: que el Señor la cuide, la haga fuerte, más hermana y la defienda de todo tipo de colonizaciones.”

Artículo tomado de www.radiovaticana.va

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios