CONFIAR EN EL PODER DE LA CRUZ DE CRISTO ES LA DEFENSA CONTRA EL MAL

108
peregrinos

El despojo, la pobreza evangélica, la libertad de toda dependencia que no sea la confianza en el poder de la cruz de Jesús, desarman al maligno y siembran el Reino.

El consejo que Jesús da a sus discípulos en misión, es el de despojarse de todo condicionamiento humano, para confiar solamente en el poder de la cruz ¿por qué?, porque Jesús sabe que la misión es obstaculizada siempre por la acción del maligno.

El 3 de julio de 2016, reflexionando sobre el pasaje evangélico en el que Jesús envía a sus discípulos “como ovejas en medio de lobos, el Papa Francisco explicó que, precisamente para afrontar la hostilidad y la persecución, el discípulo misionero “se esforzará en estar libre de condicionamientos humanos de todo tipo, no llevando ni dinero, ni alforja, ni calzado (Lc.10,4), como recomienda Jesús, para confiar sólo en el poder de la Cruz de Cristo”. El Obispo de Roma explicó que “esto significa abandonar todo motivo de vanagloria personal, de arribismo, de fama,  de poder, para ser instrumentos humildes de la salvación obrada por el sacrificio de Jesús, muerto y resucitado por nosotros”.

Artículo tomado de www.radiovaticana.va

 

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios