EL IS REIVINDICA EL ATAQUE EN EL RESTAURANTE EN DACCA

234
DACCA

Las fuerzas de seguridad de Bangladesh han dado por finalizado en la mañana del sábado el asalto a un restaurante de Daca, la capital del país, en una operación en la que al menos ocho personas han muerto, dos de ellas policías, y 13 rehenes fueron liberados. A esta hora, el estado del resto de rehenes todavía se desconoce.

“Hemos abatido a seis de los terroristas. El área ha sido liberada”, dijo el comandante del Batallón de Acción Rápida, Tuhin Mohammad Masud, que encabezó una operación que duró más de doce horas, desde que los yihadistas del IS tomaron el local. El militar ha aclarado que entre los 13 rehenes rescatados se encuentran diez bengladesíes y tres extranjeros, un japonés y dos de SRI Lanka. Entre los rehenes había siete italianos confirmados. “Dos oficiales de policía resultaron muertos. Al parecer fueron alcanzados por balas y esquirlas de granadas” dijo a la AFP el comisionado adjunto de la policía de Daca, Sheik Nazmul Alam. Según informa la CNN, la policía habría conseguido detener a uno de los atacantes y otro habría conseguido escapar, según este medio.

La toma del restaurante fue reivindicada en la noche del viernes (hora española) por el Estado Islámico (IS), que aseguró desde el primer momento que había “más de 20 muertos de diferentes nacionalidades”, según un comunicado que distribuyó la agencia de noticias Amaq, cercana a la organización terrorista.

Según informaciones de una fuente policial, una decena de atacantes irrumpió hacia las 21h20 locales (15h20 GMT) al grito de “Allahu Akbar” (Ala es grande) en el restaurante, frecuentado por diplomáticos y hombres de negocios extranjeros residentes en Bangladesh. Sumon Reza, uno de los responsables del restaurante y quien pudo escapar por el techo hacia un comercio vecino, dijo que los atacantes tomaron una veintena de rehenes.

Las tropas bengalíes mantuvieron el cerco durante más de diez horas mientras intentaban infructuosamente negociar con los terroristas. “No tienen ningún deseo de negociar. Esto es una misión suicida”, declaró el embajador italiano Mario Palma poco antes del inicio del operativo militar. Palma, en declaraciones a la televisión, dijo que siete de sus compatriotas figuraban entre los rehenes. “Los rehenes están detenidos a punta de pistola”, explicó lacónicamente por su lado el jefe antiterrorista de Bangladesh, Monirul Islam.

Diego Rossini, un chef argentino que trabaja en el restaurante del barrio diplomático de Daca y logró escapar dijo que vivió “un momento horrendo” y que volvió a nacer. “Fue un momento horrendo. Volví a nacer y hoy además es mi cumpleaños”, dijo el chef en declaraciones desde Daca al canal C5N de Argentina.

El joven que trabaja en este restaurante desde hace un año y medio, dijo que pudo escaparse por la terraza junto a un grupo de personas. “Uno de los atacantes me disparó pero no me dio”, contó aunque dijo estar lastimado en la espalda. Según el cocinero, los atacantes “entraron (al restaurante) con bolsos con explosivos bombas y granadas”. “Esto ha sido una masacre, entraron disparando”, había llegado a decir a un amigo en Buenos Aires en una breve comunicación antes de que se cortara la señal de internet.

“No me queda muy claro a cuántos mataron. Tengo mucho miedo sinceramente, la mitad de los cocineros se metieron en un baño y no tenemos noticias. No sé si están vivos. Estoy realmente preocupado es gente con la que trabajo hace un aáo y medio”, abundó Rossini en otra comunicación con el canal Todo Noticias. El joven saltó desde la terraza hacia un lado pero quedó atrapado “entre el edificio del restaurante y el de al lado”, relató.”Salté hacia un lado pero me equivoqué y me quedé atrapado una hora más. Pude escuchar cómo se movían alrededor del restaurante. Me quedé medio atrapado y la policía buscando un hueco para entrar al restaurante, me encontró con vida”, contó Rossini.

El chef se alegró de que “era un día un poco flojo (con poca clientela) y no había tanta gente comiendo en la restaurante. Pero fue una situación horrenda”, agregó.

Artículo tomado de www.elmundo.es

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios