EL ALARMA DE LAS ONG: EN 2015 MATADOS 185 AMBIENTALISTAS El dato tuvo un aumento del 60% frente al número de 2014

237
  • Italiano
ambientalisti

Defender su tierra y el ambiente. Son los motivos por que 185 ambientalistas han muerto en 2015, en todo el mundo. Como ocurrió a Bertha Caceras, matada en su casa en Honduras por librar batallas para defender los indígenes y el ambiente. Una cifra que marca un triste récord, desde cuando en 2002, la organización no gubernamental Global Witness empezó a publicar un informe anual sobre el asunto. Además, frente al 2014, la cifra ha registrado un aumento del 60%.

Según el reporte de la Ong, en 2015 los Países más peligrosos fueron Brasil y Filipinas, con respectivamente 50 y 33 personas matadas, seguidos por Colombia, 26 muertos, Perú y Nicaragua, 12 muertos, y República democrática de Congo, con 11 muertos.

Un cuarto de los casos (42) se refiere a proyectos de explotación de recursos minerales, ha precisado la ong; en otros 20 casos las víctimas se oponían a proyectos atados al sector agroalimentario, mientras otras 15 víctimas estaban contra de la explotación de los bosques y otras 15 a la construcción de presas hidroeléctricas. En el informe se evidencia en particular la vulnerabilidad de las poblaciones indígenas, a menudos aisladas: cerca el 40% de las víctimas formaban parte de estas comunidades.

Delante de esta situación, Global Witness ha solicitado los gobiernos interesados a “intervenir con urgencia para poner fin a esta espiral de violencia”, protegendo las tierras y las actividades, llevando los responsables delante de la justicia, sino también “reconociendo de manera formal los derechos de las comunidades y oponiéndose a la corrupción y las infracciones que socavan el sector de los recursos naturales”.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios