EL HOMBRE QUE CUENTA SOBRE LOS CACTUS

540
  • Italiano
  • English
cactus

“Cada  capacidad de actuar o de producir, basada en un particular conjunto de normas y de experiencias cognitivas y técnicas, por tanto también el conjunto de normas y procedimientos para ejercer un actividad humana con vistas a determinados resultados”. Es la definición de “arte” según el vocabulario Treccani. Una explicación sustancialmente fría, si se piensa a las innumerables emociones que tienen lugar en el ser humani cuando contempla un cuadro o una esculptura. En cambio, ella, como sostiene Tolstoj, es aquella que “contagia”, que es capaz de suscitar en el hombre aquel sentimiento de gozo en la comunión espirituale con el artista y con los demás que contemplano la misma obra.

De esta manera puede estimular la convivencia pacífica entre los hombres a través de su libre y feliz actividad y por tanto puede contribuir a soprimir la violencia, haciendo que los sentimientos de hermandad y amor por el próximo se conviertan en habituales en todos. Es sustancialmente esto el elemento común que conecta las obras de Ahmad Yaseen, un artista palestino que cada día publica en su página Facebook su obras. Son dibujos diferentes de aquellos que se encuentran en las extemporáneas, en las iglesias o en los edificios de alta gama de las épocas pasadas. Sus telas son las plantas de tunas. Es esto que le permite de destacarse.

Los árboles de tunas crecen espontáneamente en Asira ash-Shamaliya, un pequeño pueblo colocado entre las montañas cerca de Nablus, en Cisjordania, donde se encuentra. La planta es el símbolo de la naturaleza salvaje. Crece en cualquier lugar y se adapta a todas las condiciones atmosféricas. En el lenguaje vegetal tiene dos significados: “quemo por ti” y “circunspección”. Observando el árbol es facil comprender el porqué: la presencia de las espinas sugiere la máxima prudencia en el tomar los frutos. Si no se tiene cuidado se puede sentir sobre la piel la quemante picadura de aquellos agujas. Tenaz y fuerte, es un vegetal dificil de erradicar. “Es sin duda el mejor instrumento para contar los asuntos palestinos”, ha precisado Ahmad. A través de sus obras, de hecho, quiere transmitir los horrores y el sufrimiento que su gente ha sufrido.

Los colegas de la facultad de arte de la universidad han describido el joven como un “genio” que impresiona no sólo por sus grandes dotes de pintor, sino también por su manera de exprimir el sufrimiento del pueblo palestino. No mira a dibujar mártires, ni las escenas de guerrilla entre israelí y palestinos. “Quisiera pintar elementos ue dan tambin un poco de esperanza y no sólo desesperación – ha precisado Ahmad – Un artista debe tener una vista como un pájaro, amplia y clara. Y es lo que hago yo”.

Significativa, a este respecto, la planta en que ha dibujado dos bebés. Uno duerme sueños tranquilos acunado en las manos de un adulto, mientras el otro está amamantado por la madre. Dos escenas que simbolizan la fuerza de la vida humana que nace y crece. Otra imágen que capta el atención es el dibujo de una vieja mujer que tiene estrecho una llave, símbolo de la volvida, mientre entorna los ojos. Si observada de una cierta perspectiva, las ramas del higo que enmarcan la cara de la vieja parecen ser una. La fronte, arrugada profundamente, recuerda las dificultades de la vida. La llave lleva al futúro. “Representa la esperanza”, ha dicho Ahmad frente a este objeto, muy recurrente en sus creaciones. Facilmente previsible, en este caso también, el paralelismo entre sus representaciones y los asuntos histórico que sacudieron el pueblo palestino.

Cada obra puede pedir horas, a veces unos días, de trabajo para ser completada. El joven artista, para asegurarse las materias primas en que dibujar, ha empezado a plantar de las tunas cerca de su hogar. “Los palestinos no saben lo que significa vivir tranquilamente”, ha dicho Ahmad. Así como las ramas fuertes de las tunas pueden conservar las pínturas acrílicas, de la misma manera “nosostros los palestinos somos capaces de soportar las innumerables dificultades”. A fin de cuentas el objetivo del arte es justo esto: sacudir las conciencias hasta llevarnos a la integridad de nuestra persona.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios