COMO PONER A CERO LA HAMBRE

1023
  • Italiano
  • English
fame 3

“Hambre cero”, es decir garantizar a todos los seres humanos del planeta una igual distribución de los recursos y de la riqueza. No más tres mundos, divididos por diferentes niveles de bienestar, sino uno solo, en que se asegure el lleno cumplimiento de las primarias necesidades: comida, agua, casa y salud. El deseo ha sido exprimido por Papa Francisco durante la visita a la sede romana del Programa alimentar mundial (Pam), el agencia Onu que sigue el objetivo de poner a cero el problema de la hambre. Una bofetada a la humanidad que se refiere, hoy, a 795 millones de personas, y considerado más peligroso por la salud del acción combinada de SIDA, tubercolosis y malaria.

En 2015 Pam ha dado asistencia alimentar a 76,7 millones de personas en 81 Países. Entre estos, ha dado comidas para escolares y raciones de comida a domicilio para cerca 15,7 millones de niños en zonas de emergencia o post-emergencia. Siempre el año pasado han dado ayuda a 6,1 millones de refugiados, 16,4 millones de refugiados internos y 1,3 millones de regreso. Con 13.500 empleados ocupados en asistir una media de 90 millones de personas en 80 países del mundo, Pam es la más grande organización humanitaria del mundo. La señora Ertharin Cousin, que el Papa ha llamado hoy “una mujer valiente, a couragious woman”, es el duodécimo director executivo del agencia Onu y ha asumido el cargo en abril 2012. A parte del saludo oficial dirigido a Papa Francisco en el Auditorium de la sede romana de Pam, Cousin, presentando al Pontífice los empleados y sus familiares en el jardín de la guardería que está a lado de la sede del Organismo, ha hablado de los empleados de Pam como de una “familia que trabaja cada día porque nadie sea más hambriento”.

El objetivo es ambicioso: poner a cero la hambre dentro de 2030. Pero para hacerlo, antes de todo, ocurrirá sensibilizar la opinión pública mundial. La misma que Bergoglio ha atacado con mucha claridad. El riesgo, ha subrayado el Papa, es lo de una “naturalización de la pobreza”. Una peligrosa adicción al dolor de los demás que nos hace perder cada forma de empatía hacia el sufrimiento. Y crea un mundo cínico en que los dramas individuales, con la indirecta complicidad de una información “overloading” determinado por la pluralidad de los medio, vienen reducidos a “noticias” de leer con desprendimiento. “La falta de alimentos no es algo natural – ha explicado Bergoglio – no es un dato ni obvio ni evidente. Que hoy, en lleno siglo XXI, mucha gente sufra esta plaga, es culpa de una egoista y errónea distribución de los recursos, de una comercialización de los alimentos”. Y el derroche es como “robar a la mesa del pobre”. Desde los años 70 hasta hoy la cantidad de comida que se convierte en chatarra ha aumentado del 50%. En el mundo cada año se echa cerca 1/3 de la cantidad de alimentos producidos, mientras en Italia cada persona , en media, tira 146 Kg de comida. Se habló de esto en Expo 2015 y se volverá a discutir muy temprano. Porque la producción de comida implica no sólo un derroche de recursos enorme, inlcuso las hídricas, sino contamina.

Por último hay el problema de la guerra. El Santo Padre se ha enfrentado con eso también en su intervención en Pam. varias zonas del planeta,especialmente en Oriente Medio y en África, son prisoneras del terrorismo. El acción militar conducida por las coaliciones occidentales y por los gobiernos o por las milicias locales ha llevado numerosas ciudades a sufrirun largo asedio. Esto hace complicado el invío de ayudas humanitarias, pero (ha subrayado el Papa) no la llegada de armas. Una hipocresía evidente en que la misma “hambre está utilizada” como medio de destrucción. Además el comercio de armas sigue próspero. Según el último informe del Instituto internacional de investigación sobre la paz (Sipri) de Estocolmo la industria bélica, después de 4 años de reducción, ha vuelto a crecer. En 2015 la producción y la venta de armas han generado un mercado de 1.676 mil millones de dólares, con una subida del 1% frente a 2014. Y más la sombra de la guerra se expande y más el grito de dolor de la humanidad, hambrienta y abandonada, se hace insoportable. Para quien aún es capaz de escucharlo…

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta