PERÚ, LA AUTORIDAD ELECTORAL DA POR VENCEDOR A KUCZYNSKI

135
PERÚ

Perú – Gracias a dos décimas, el economista Pedro Pablo Kuczynski se convierte en virtual presidente de Perú. El jueves por la tarde, por fin las autoridades electorales dieron los resultados al 100% de las actas procesadas, Kuczynski, de 77 años, logra el 50,12% de los votos frente al 49,88% de Keiko Fujimori, convirtiendo estas elecciones en las más reñidas de la historia democrática peruana.

El ex ministro y banquero, pisó con pies de plomo ante los resultados. No sólo porque todavía existen actas electorales impugnadas sin resolver en el Jurado Nacional de Elecciones, sino también porque es consciente de que la mayoría de sus votantes no le pertenecen. “Tomamos este virtual veredicto con mucha modestia”, fue su primer mensaje tras conocer los resultados al 100% de las actas escrutadas (97,77 % contabilizadas).

Con tan sólo un 17% de los votos en la primera vuelta, Kuczynski sabe que debe al antifujimorismo su triunfo por un suspiro. “A nuestros contrincantes les ofrezco mi mejor voluntad para dialogar y a todos los que nos apoyaron en esta elección lo mismo”, continuó su breve mensaje, en el que enfatizó que van a trabajar por todos los peruanos. “Hay muchos peruanos que sienten que el tren los pasó y queremos que todos se suban al tren”.

En las filas fujimoristas, el mensaje continúa siendo el de no admitir la derrota. Unas horas antes de finalizar el escrutinio, el mensaje era esperar al fin del conteo. Y una vez finalizado, el argumento esgrimido por Pedro Spadaro, portavoz del fujimorismo, ha sido el de esperar a que las actas impugnadas sean resueltas por el jurado electoral.

Matemáticamente, revertir el resultado con las actas impugnadas es imposible. Por eso, la actitud fujimorista ensombrece el triunfo de su rival. Sobre todo después de que el comando de campaña de Keiko Fujimori denunciara ayer supuestas irregularidades en la votación. Los motivos esgrimidos son sui géneris. Citaron el caso de una mesa electoral en la región de Alto Amazonas, en la que afirmaron que habían votado más votantes de los inscritos. También el caso de comunidades indígenas de Satipo y Pangoa, supuestamente fujimoristas, y que no habrían podido votar porque les cambiaron el local de votación.

Pero la acusación más fuerte fue realizada por la congresista Lourdes Alcorta, quién afirmó que en estas elecciones se había destinado más personal policial de lo acostumbrado, insinuando que por ello muchos policías no habrían podido ir a votar. En las fuerzas del orden, el fujimorismo tiene un tradicional bolsón electoral.

Estas insinuaciones fueron rechazadas ayer por Mariano Cucho, jefe de la Organización Nacional de Procesos Electorales, quien antes de anunciar el escrutinio al 100% tildó de irresponsable cualquier insinuación de fraude. Hasta el jueves por la tarde, Keiko Fujimori seguía reunida con sus 73 congresistas electos en su cuartel de campaña y no emitía declaraciones respecto a su derrota.

Esta derrota es especialmente amarga para la hija del ex mandatario, ya que tras reinar en las encuestas durante toda la campaña ve como el triunfo se le escurre de las manos por errores propios. El principal, haber mantenido como Secretario General de su partido a Joaquín Ramírez, investigado por lavado de activos desde 2014. Denuncias periodísticas revelaron 3 semanas antes de las elecciones que Ramírez era además investigado por la DEA.

El hecho de que José Chlímper, su candidato a la vice presidencia, admitiera su responsabilidad al entregar un audio manipulado a un canal para desmentir estas denuncias terminó por resucitar los fantasmas de los años 90.

Aunque Fujimori pierde el sillón presidencial, es la reina absoluta del Congreso. “No sabemos de quien es la presidencia pero sí sabemos quién manda en el Congreso”, fueron las proféticas declaraciones del miércoles del vocero del fujimorismo Pedro Spadaro.

Artículo tomado de www.elmundo.es

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios