EL MISTERIO DE LAS ISLAS DESAPARECIDAS

16887
  • Italiano
  • English

Cinco islas han desaparecido, y no se sabe por qué. El 6 de mayo pasado seis investigadores han publicado los resultados de investigaciones desarrolladas confrontando imágenes aéreas, satelitares, testimonio local, puntos de referencia y demás, sobre 33 islas del archipiélago que, junto a las seis principales, tiene más de 900 atolones. El estudio (lee aquíha llegado a la conclusión que, frente a 1947, cinco islas han desaparecido completamente, mientras seis han perdido gran parte de su tierra visible.

Esta vez los cambios climáticos no son responsables del evento, o al menos no sólo. A pesar de que el nivel del mar se ha levantado globalmente de 3 milímetros en media en los últimos cincuenta años – explica Lorenzo Colantoni en un análisis publicada en Radio Bullets – aún no se había comprendido  si esto hubiera ya puesto en riesgo la existencia de las islas, en particular las de Pacífico, entre las regiones más en peligro por el cambio climático. En cambio, en diferentes áreas de Pacífico se había encontrado un aumento de la superficie emergida de las islas, llegando a la ipótesis que todavía es temprano porque las subidas de las aguas represente un amenaza real para estas, al menos por ahora. Una bofetada a los catastrofistas, pero hay que considerar de todos modos sus alarmas por el futúro del planeta.

Esta nueva investigación evita de todos modos un error de aquellas conducidas en pasado: se habían concentrado principalmente sobre áreas en que la subida de las aguas estaba en línea con la del resto del mundo, sin considerar que en muchas otras partes de Océano Pacífico este aumento es mucho más fuerte, más del doble de la media mundial. De aquí la desapareción de las islas”.

El fenómeno pero – como dicho – no es culpa sólo del cambio climático, y muchos periódicos, como Guardian, por eso hicen un paso atrás frente a la fuerte correlación entre los dos que habìan exprimido al inicio. La desaparición de las islas de hecho se debe a un conjunto de factores, entre los cuales la subida de las aguas es uno de ellos: determinantes fueron también la erosión y el aumento de la frecuencia y de la fuerza de las olas, pero la situación no está clara. La interacción entre todos estos factores y el efecto de amplificación recíproca de los efectos son probablemente los mayores responsables, pero cómo esto ocurre, y en qué medida, aún es difícil de comprender. La misma mayor intensidad de las olas sobre unas áreas más que otras, junto a una superior subida de las aguas, aún se queda un pequeño misterio ambiental.

La desaparición de estas islas pero es un indicador de lo que sucederá en futúro a causa (también) del cambio climático: la subida de las aguas en aquella área es lo mismo que se espera en el resto de Océano Pacífico dentro de pocos años, y así en el resto del mundo. Sin olvidar pues que el peligro mayor está representado por la variabilidad de sus efectos; no sabemos si la subida de las aguas influye la intensidad de las olas, o el funcionamento de las corrientes marinas, y no tenemos idéa de cómo los varios elementos se relacionen entre ellos. “Por lo que sabemos – concluye Colantoni – la desaparición de las islas pudiera depender de una mezcla de elementos, que justo el cambio climático ha provocado. Y que, dentro de diez años, podría repetirse en las costas italianas”.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta