EL MAR MÁS PELIGROSO DEL MUNDO

880
  • Italiano
  • English
pirati_ok

Cincuenta y cuatro ataques en 2015, prácticamente uno por semana por todo el año, decenas de muertos; y el 2016 ha empezado con las mismas premisas. Han causado daños económicos por más de 700 millones de dólares, según el informe de Oceans Beyond Piracy de Estados Unidos. Hablamos de los nuevos piratas, lo que infestan las aguas del Golfo de Guinea, ya convertido en el mar más peligroso del mundo. No navegan más en las galeras ni en los veleros, en los bergantínes o en las goletas con bandera negra con cráneo en el centro, sino son igualmente peligrosos si no más. Los piratas de hoy han cambiado tácticas marinas: “En el pasado, la piratería fue considerada uno de los modeles principales de secuestro para la sustracción de cargas en el Golfo de Guinea – ha declarado Matthew Walje, uno de los autores principales del informe -. Sin embargo con las marinerías preparadas para responder siempre más rapidamente a los ataques, los piratas no pueden más pasar días saqueando naves secuestradas. Han codifigado un modelo de ataque más rápido: secuestrar para pedir un rescate no lleva mucho tiempo”, ha dicho Walje.

Si la piratería está disminuyendo a nivel mundial, hay dos lugares donde aún manda: el Golfo de Adén y, según el International Maritime Bureau, el Golfo de Guinea. Cuarenta y cuatro marineros han sido secuestrados en los primeros tres meses de 2016, según un informe publicado por IMB, y dos de los tres secuestros de naves ocurridos, han tenido lugar en el Golfo de Guinea. Es una ruta importante, la que pasa por aquellas aguas: las expediciones desempeñan un papel fundamental para las economías de África occidental como Nigeria, Ghana y Costa de Marfil, que exportan productos básicos como el aceite y el cacao a través de sus puertos.

Sin embargo después de los ataques, han sido pocos de verdad los piratas detenidos y procesados. Y faltando los procedimientos judiciales, los marineros no tienen mucho incentivo en denunciar los crímenes, tanto más cuanto que muchos de los miembros de la tripulación tienen que continuar a trabajar en la zona y podrían volver a enfrentarse con sus agresores. Eso contribuye a una crónica falta de intervenciones militares para tutelar la navegación, agravando ulteriormente la inseguridad marítima endémica.

El teniente Nikos Dagre, matado a borde del MT Kalamos, en pasado había exprimido gran preocupación para sus viajes a través el Golfo de Guinea: “Hay cosas muy peligrosas allí – había escrito a casa – No quiero volver a viajar en aquellos lugares”. Desgraciadamente sus palabras se han demuestrado proféticas, y continuan a tormentar su familia.
Uno de los accidentes más graves en África occidental en 2015 fue justo el ataque a MT Kalamos. La nave que enarbola papellón de Malta, estaba esperando una terminal petrolífera cerca de Bonny, en Nigeria, con 23 miembrios de la tripulación a borde, cuando fue atacada por los piratas. Según el informe, los piratas se han acercado a la nave en lancha y el alarma fue rapidamente sonada por el capitán Kalamos, para avisar el personal de retirarse en la ciudadela.

A pesar de la presencia de dos guardias armados a borde de la nave, dos piratas han subido a borde de la nave y han tomado como rehenes dos marineros. En la confusión siguiente, mientras los guardias nigerianos estaban empeñados en un tiroteo con los piratas, uno de los rehenes ha sido tragicamente matado porque estaba en la línea de fuego. Los piratas han podido luego huir con tres miembros de la tripulación (dos griegos y un pakistaní). Durante del escape, los piratas han empujado a mar un miembro del personal, golpeándolo con la cadena del ancla. Los secuestrados han sido luego liberados, pero nadie fue nunca detenido o procesado por este ataque.

El impacto de la piratería sobre los marineros y sus familias requiere adecuada asistencia posterior a los accidentes y el apoyo a las víctimas y sus familiares. Mientras muchas organizaciones internacionales han centrado el atención sobre las víctimas de la piratería somalí, no está claro si los marineros de África occidental pueden disfrutar de la misma asistencia. Otro caso de como unas periferías del mundo no son objeto de atención humanitaria. Una bofetada a la equidad.

Avviso: le pubblicità che appaiono in pagina sono gestite automaticamente da Google. Pur avendo messo tutti i filtri necessari, potrebbe capitare di trovare qualche banner che desta perplessità. Nel caso, anche se non dipende dalla nostra volontà, ce ne scusiamo con i lettori.

No hay comentarios

Dejar respuesta